Menú
José María Marco y Nuria Richart conversan con el escritor Juan Milian por su libro ‘El proceso español’ (Ed. Deusto).

Libros con Marco: 'El proceso español', de Juan Milian

José María Marco y Nuria Richart conversan con el escritor Juan Milian por su libro ‘El proceso español’ (Ed. Deusto).

Juan Milian muestra su preocupación, la "angustia por cómo lo que pasó en Cataluña durante el proceso independentista se está replicando en España". En concreto, observa esa "catalanización" de nuestra nación en "la degradación de las instituciones, la pérdida de libertades o en el debate político tosco y divisorio". Asegura que las "dinámicas políticas se están replicando ahora mismo en toda España".

El problema nacionalista viene del siglo XIX, Pujol es su padre contemporáneo pero en marzo de 2012 se pone en marcha el proceso independentista "unilateral y a las bravas" en el Congreso de Convergencia en Reus que acaba en 2017 con los hechos que todos conocemos.

Según el autor, "esto no va a desaparecer, va a seguir en el futuro" y "el problema es la resignación", la sensación de "profecía autocumplida" que se ha instalado en la población. La desconexión con la política catalana, "se diluye la responsabilidad de la sociedad, del individuo de tomar cartas en el asunto". La consecuencia es que "se perpetúa en el poder un gobierno nacionalista", algo "nefasto", dice Milian. Aunque nadie crea en la independencia de Cataluña el nacionalismo provoca que haya "ciudadanos de segunda división, que las empresas se vayan y las inversiones no vengan, que la trama cultural se deshaga. Hace cuatro o cinco años la mitad de las producciones cinematográficas de nuestro país se hacían en Cataluña y ahora estamos en el 25%", asegura.

Una entrevista en la que se repasa en qué momento estamos. La supuesta regeneración española y catalana es sin duda la degeneración de una sociedad democrática y liberal. Prueba de ello es que el indulto a los golpistas se da casi por hecho. Dice Milian, "las sociedades en decadencia no se dan cuenta de que lo están pero en Cataluña sí se percibe".

Dice la editorial

Cómo y por qué la izquierda gobernante plantea un ataque a la independencia del poder judicial, a los medios de comunicación, a la Monarquía parlamentaria y a todos los consensos de la transición

El nacionalismo catalán llevaba décadas trabajando sin descanso para separar Cataluña del resto de España. Pero ese proceso se aceleró entre 2012 y 2017, los años del procés. Sin una mayoría social, sin ningún apoyo internacional y sin el amparo de la legalidad, era evidente que el proyecto estaba condenado al fracaso. Aun así, los líderes independentistas arrastraron a la población hacia la inestabilidad, destruyendo sectores clave de la economía y paralizando la actividad política real.

Años más tarde, nos encontramos con que el resto de España ha importado muchos de los rasgos del procés: la omnipresencia de intelectuales y tertulianos que solo pretenden polarizar, un Gobierno incapaz de gestionar que oculta su ineptitud acusando a los rivales de conductas imaginarias o el desprecio por la gestión económica y las políticas de prosperidad.

Una buena parte de las élites parece haber asumido esta estrategia, a pesar del daño evidente que causó en Cataluña. Y parece haberlo hecho sin pensar en el gravísimo, y quizá irreversible, perjuicio para las instituciones, la convivencia y la concordia.

El proceso español es una honda reflexión sobre el populismo, la crisis de la democracia liberal y el sanchismo en España, pero también un ensayo de combate que llama a la ciudadanía a movilizarse y defender los logros de los últimos cuarenta años de democracia exitosa.

El autor

Juan Milián Querol (Morella, 1981) es licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración (UPF) y máster en Dirección Financiera y Contable de la Empresa (IDEC). Actualmente es coordinador general del Partido Popular Catalán y profesor asociado en la Universidad de Barcelona. Es columnista en The Objective, El Debate de Hoy y ABC Cataluña. Es, además, fundador y miembro de la junta de la Associació Catalana de Comunicació i Estratègia Política. Ha sido diputado en el Parlamento de Cataluña durante tres legislaturas (2011-2017) y miembro del Consejo Rector del Centre d’Estudis d’Opinió. Ha publicado varios ensayos de comunicación y ciencia políticas.

Temas

0
comentarios