Menú
Entrevista a Carmen Machi y Quim Gutiérrez por 'Amor de madre'

Entrevista a Carmen Machi y Quim Gutiérrez por 'Amor de madre'

Carmen Machi y Quim Gutiérrez hablan con esRadio de Amor de madre, una comedia de Netflix sobre un joven que se va de luna de miel con su madre.

Netflix ha juntado por primera vez a dos grandes cómicos españoles como Carmen Machi y Quim Gutiérrez en una comedia titulada, Amor de madre. Al personaje de Quim Gutiérrez lo plantan, una vez más, en el altar con el convite y la luna de miel pagadas. Como dice Carmen Machi en una entrevista con Andrés Arconada para Es Cine, "Quim sufrir lo hace muy bien, es el amo".

Como la agencia de viajes no devuelve el dinero, madre e hijo "deciden" irse juntos a ese viaje paradisíaco. Total, ¿qué puede salir mal? Pues todo. Al llegar al hotelazo se encontrarán con una recepcionista, interpretada por otra gran cómica como Yolanda Ramos, que les avisa que la suite nupcial sólo es para parejas y que no hay más habitaciones disponibles. Por tanto, tendrán que hacerse pasar por una pareja de verdad.

Carmen Machi destaca en los micrófonos de esRadio la "buena sintonía" que ha tenido con Quim Gutiérrez durante el rodaje, "ha sido muy gozoso, parecía que habíamos trabajado toda la vida juntos y no era así. Era necesaria que hubiera química y la gente se creyera que éramos madre e hijo". Quim dice de su compañera que "la comedia con Carmen sale muy fácil, sale hasta cuando se ata los zapatos".

La clave, según el actor, de esta película es que se trata "de una comedia romántica en la que la chica de la película es tu madre, algo que representa todos los horrores". No obstante, tanto Machi como Quim quieren dejar claro el trabajo interior que han hecho con los personajes, "contar algo serio a través de la comedia".

De hecho el personaje de Quim está sufriendo, ha sido plantado en el altar. "A nivel interior representa que esa estructura de comedia se convierte en autodescubrimiento y descubrimiento del otro". De esa forma, "él descubre a una mujer con capacidad de adaptación, divertida y disfrutona de la vida en aquella madre que consideraba antigua" convirtiéndose así "en referente para salir de su propia oscuridad mental tras el abandono".

Carmen Machi explica que "la comedia requiere técnica y ritmo" para llegar a "un objetivo, que llegue justo ahí la carcajada". Y para que eso pase "tiene que estar todo muy medido". Pero tanto Carmen como Quim querían hacerlo a su manera, "no siempre lo ven claro los que tienen que decidir que sea así, le da mucho miedo que en el momento en que no hagamos un poco de más no llegue y no haga gracia, eso de hacer gracia me pone de los nervios. Deja que el espectador decida".

Por eso "hay momentos en los que vas directamente al gag, pero en general es a la propia situación, la de un chico que está amargado y está encontrando un mundo maravilloso y disfrutando de la vida". Y es que hasta ese momento, apunta Quim de su personaje, "era un analfabeto emocional, no sabe de dónde ha venido la bofetada porque no estaba atento".

El futuro del cine y las plataformas

Tanto Quim Gutiérrez como Carmen Machi se muestran favorables a las plataformas, "benditas y bienvenidas sean, porque están dando mucho trabajo a mucha gente", asegura la actriz. Algo en lo que coincide su compañero de reparto, "siempre el cambio genera dudas, qué perdemos, qué ganamos, pero la realidad de las plataformas es que hay más trabajo y más variado".

Quim habla de "nostalgia" por parte de "los que hemos crecido viendo las películas en cines" pero reconoce que "el futuro será probablemente con menos gente en las salas pero con una compatibilidad posible". Por ello aboga, "porque no nos queda otra", por "aliarse con aquello de positivo que nos ofrece lo nuevo, que es muchísimo".

Carmen Machi por su parte también apunta a lo "romántico" que tiene "una sala de cine que necesita el calor de la gente". Aunque Amor de madre se estrenará en cines, el pasado fin de semana se proyectaba en los Cines Verdi durante su participación en el BCN Film Fest. "El otro día vimos la película en una sala de cine con público que había pagado una entrada, lo que genera es impagable".

La actriz añade que "una cosa no debería matar a la otra, las salas de cine tienen que seguir existiendo, y luego tenemos la opción de las plataformas". Machi cree que "vamos a la par con cómo avanza el mundo y cómo evoluciona la vida" pero "siempre sacaré una lanza a favor de que los cines sigan abiertos y las salas se llenen".

Temas

0
comentarios