Menú

Canarias

Así se ven los cráteres del volcán de La Palma tras el fin de la erupción

Así se ven los cráteres del volcán de La Palma tras el fin de la erupción

Los cráteres de impacto generados por la fragmentación del tapón del conducto dejan imágenes similares a la superficie lunar.

El volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, sigue dejando impactantes imágenes tras el fin de su erupción. Tras la olivana, los puntos fumarólicos, las playas de arena negra y el azufre, ahora los cráteres de impacto creados por la fragmentación del tapón del conducto han generado una superficie que, vista desde el aire, se asemeja a la de La Luna.

Los científicos estudian ahora el ‘fuego eterno’, un peculiar material conocido como ‘almohatre’, compuesto de sales de amonio. Estas sales se forman por la sublimación alrededor de fumarolas volcánicas y han aparecido sobre las coladas de la erupción.

El Plan de Prevención de Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), ha precisado que la erupción concluyó el pasado día 13 de septiembre, fecha en que se detuvo la señal de tremor, uno de los principales indicadores de actividad volcánica. Ante la persistencia de la inactividad, ha sido hoy cuando los expertos han dado oficialmente por concluida la erupción, aunque el plan de emergencias seguirá vigente un tiempo, "mientras subsista riesgo o peligro".

La erupción de Cumbrevieja se ha convertido en la más larga registrada en La Palma. La lava ha ocupado un total de 1.219 hectáreas y se han generado dos deltas lávicos, uno de 43,46 hectáreas al sur de la erupción y otro de 5,05 al norte.

En cuanto a los destrozos, la erupción ha derribado 1.576 edificaciones según el recuento del catastro, ha arrasado 370 hectáreas de cultivo, entre plataneras, viñas y aguacates, y ha afectado 73,8 kilómetros de carreteras.

Temas

0
comentarios