Menú

Libros con Marco (I): Miguel Bosé, 'El hijo del Capitán Trueno'

Habla de su niñez, "todos los días eran un tsunami", de su padre, "se desplomó al final", de su madre "la diva". Y es que "de la genética no escapas".

0

Esta entrevista tiene una historia que merece la pena ser contada. Una semana antes de que salieran publicadas las memorias (hasta el año 1977) de Miguel Bosé tanto José María Marco como yo misma recibimos una llamada de la editorial Planeta. El cantante, que estaba cerrando las entrevistas de promoción del libro, "echaba de menos" una petición del programa Libros con Marco de Libertad Digital.

Nos sorprendió y nos alegró mucho el interés del autor, cerramos la cita y cuando llegó el momento desplazamos a todo el equipo del plató, ya que el programa nunca se rueda en exteriores, hasta un céntrico hotel de Madrid para rodar allí. Nos contaron que Bosé concedía a cada periodista unos veinticinco minutos, nosotros le pedimos al menos cuarenta y cinco, y al final estuvimos charlando con él una hora. La editorial había reservado dos habitaciones conectadas por una puerta y el cantante iba pasando de una a otra para aprovechar el tiempo.

Cuando llegó el libro supimos que "la memoria brutal" de Bosé no había olvidado, y lo refleja en un capítulo, a su compañero de clase durante más de una década en el Liceo Francés de Madrid, a Marco. La anécdota se relata en un capítulo pero la reservamos para lector de las memorias que sin duda merecen la pena.

Primera parte de la entrevista

El hijo del Capitán Trueno (Espasa) es un inventario arrollador de dolor, supervivencia y soledad. De amor carnal y fraternal, libido y amistad. Una suma de hits inéditos de la familia Dominguín-Bosé, seres de talento monstruoso.

Bosé logra que el lector mire a través de los ojos del niño Miguelito a una fauna que solo sabía vivir pasada de revoluciones, con ansia y al límite desde la hora del desayuno. "Todos los días eran un tsunami", nos cuenta.

Borda los diálogos, la encarnación de los personajes y el clímax de los momentos con mayor tensión dramática. Muy meritorio también lo que no se puede describir, esa emoción que deja coleando al final de cada capítulo. Un relato cinematográfico, detallista, sensorial y emocionante.

Libertad Digital les presenta a sus lectores y espectadores la entrevista en dos partes y también integra en este link. La primera parte es literaria y la segunda política y ligada a la actualidad. Fue con el único medio con el que Miguel se salió del guión, se relajó y habló de lo que le apeteció. Opinó, sin miedo al juicio y al prejuicio, sobre su desencanto con la política, deuda pública, pandemia "una farsa", libertad de expresión o la exhumación de Franco del Valle de los Caídos.

0
comentarios