Menú

Un buceador encuentra en Israel una espada de 900 años que perteneció a un caballero de las Cruzadas

La pesada espada de hierro de 900 años tiene incrustaciones de organismos marinos en la hoja, empuñadura y mango.

0

No es habitual ver algo así. Es una espada recuperada del lecho marino en el Mediterráneo gracias a un buceador. Se cree que perteneció a un caballero de las Cruzadas que navegó a Tierra Santa hace casi un milenio. "Es asombroso ver una espada así en Israel", dice el director de la Unidad de Arqueología de la Autoridad Marina de Israel. "Está cubierta de conchas y piedras pero debajo hay una espada de hierro muy bien conservada", asegura.

Posee incrustaciones de organismos marinos en la hoja, empuñadura y mango de un metro de largo. Se encontró en una cala cerca de la ciudad portuaria israelí de Haifa. Eso hace pensar al director de Arqueología Marina que pudo servir como refugio para la gente del mar. "Trato de imaginar al caballero de las cruzadas que probablemente luchó con toda la armadura y espada. Es increíble", reconoce. Se calcula que esta pesada espada de hierro tiene 900 años. Se limpiará y se restaurará para después exhibirla.

"La espada, que se ha conservado en perfectas condiciones, es un hallazgo hermoso y raro y evidentemente perteneció a un caballero cruzado", señaló Nir Distelfeld, inspector de la Unidad de Prevención de Robos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, que agregó que creen que el arma está hecha de hierro.

El sitio en el que tuvo lugar el descubrimiento era utilizado en la antigüedad como refugio para barcos durante tormentas debido a la presencia de grandes calas naturales, explica Kobi Sharvit, director de Arqueología Marina de la misma institución. "Estas condiciones han atraído a barcos mercantes a lo largo de los siglos, dejando tras de sí ricos hallazgos arqueológicos", agrega.

Junto con la espada, que será limpiada y examinada en un laboratorio especializado antes de ser puesta en exhibición, el buzo encontró además otros objetos, incluyendo anclas de metal y fragmentos de cerámica, que se presume se volvieron visibles con movimientos de arena en el fondo del mar.

0
comentarios