Menú

Canarias

Una nueva lengua de lava se bifurca en su camino al mar en La Palma

Un dron graba la lava de la fajana bajo el mar al acercarse a tomar una muestra de agua.

0

El volcán de Cumbre Vieja ha intensificado su actividad. La lava se bifurcaba y un dedo se separaba de la colada principal, a 350 metros de la llegada al mar. Allí terminaba, derramando la lava sobre el antiguo delta. Todo mientras la Palma vuelve a temblar. Ayer se producía el terremoto más intenso hasta ahora, de magnitud 4,3. Sin embargo los expertos llaman a la calma. Ha ocurrido a 35 kilómetros de profundidad, por lo que no se temen nuevos focos de emisión. De momento, sus cuatro bocas siguen emitiendo lava muy fluida, también por tubos lávicos. El volcán está aún lejos de parar. Cada día emite unas 13.000 toneladas de dióxido de azufre.

Se descarta la aparición de nuevos focos volcánicos

Los terremotos han aumentado en intensidad y frecuencia, hasta una magnitud máxima de 4,3 grados, pero se mantienen a gran profundidad. "Nada hace pensar" que pueda haber nuevos focos emisores alejados del cono formado en Cumbre Vieja desde el 19 de septiembre, como temen los vecinos de Fuencaliente y Villa de Mazo, en cuyo subsuelo se localizan los temblores, subrayan los portavoces del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca).

Los responsables del dispositivo de emergencias van a reunirse con los vecinos de estos municipios para transmitirles tranquilidad porque ni los movimientos sísmicos ni la presión de gases ni la deformación del terreno apuntan a un nuevo foco volcánico. No obstante, también van a informarles de los protocolos en caso de evacuación, puesto que en una crisis volcánica las condiciones son cambiantes y pueden variar de un día para otro.

0
comentarios