Menú

Canarias

Un guardia civil muestra su propia vivienda en La Palma cubierta por un manto de ceniza

Grabación del Teniente Nieves de la Guardia Civil de La Palma en su vivienda, una de las afectadas por la erupción del volcán

0

Un efectivo de la Guardia Civil muestra, a través de un vídeo, la gran capa de cenizas y piedras que se acumula sobre las viviendas cercanas a la boca del volcán, en este caso su propia vivienda particular en la zona.

La columna eruptiva en la isla de La Palma, donde el volcán de Cumbre Vieja comenzó a emanar lava el pasado domingo, alcanzando miles de metros de altitud y los vientos dirigirán estos gases hacia el sur, en dirección a las islas de El Hierro y de La Gomera, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha señalado que los gases se ven alterados por el propio calor de la erupción volcánica y esto provoca una corriente de vientos permanente que se dirige desde las inmediaciones hacia la zona de la erupción, por encima de esta zona superficial y hasta en los 2.000 metros de altitud.

La lava arrasa 240 hectáreas

La erupción sigue en curso con fases más explosivas. Ya ha arrasado unas 240 hectáreas de terreno en un perímetro que se acerca a los 16 kilómetros, según los datos facilitados por el Departamento de Seguridad Nacional (DSN).

En su último informe de situación, emitido a las 08:00 horas de este viernes, el departamento señala además que la columna de gases o pluma que sale del volcán alcanza hasta los 4.500 metros de altura.

Se mantienen dos coladas de lava activas. La situada más al norte está casi detenida y tiene una altura máxima de 12 metros mientras que el frente sur sigue avanzando a 4 o 5 kilómetros por hora con una altura de 10 metros.

La colada tiene una longitud de 3.800 metros y se encuentra a 2.100 metros de la costa. Se estima que habría destruido 390 inmuebles (40 más que el día anterior) y 14 kilómetros de carreteras.

0
comentarios