Menú

Canarias

Así explican los expertos la erupción del volcán de La Palma

La lava que se dirige hacia la costa oeste de La Palma desde que entrara en erupción el volcán de Cumbre Vieja ha arrasado ya en torno a un centenar de viviendas en el municipio de El Paso.

0

El Instituto Geográfico Nacional ha explicado que en la erupción de La Palma existen dos fracturas diferentes con distintos focos emisores, ya que el magma busca el camino que ofrece menor resistencia en su avance, y tampoco descartan la aparición de nuevos focos; se calcula que podría haber "unos 20 millones de metros cúbicos de material magmático por salir"

En declaraciones a la agencia Europa Press el jefe de Detección Sísmica del Instituto Geográfico Nacional, Juan Rueda, ha afirmado que los daños materiales que va a dejar la lava en su camino van a ser de gran cuantía, porque "esos ríos de lava son ríos de material muy denso que baja a una temperatura de más de mil grados centígrados".

El jefe de Detección Sísmica del Instituto ha compartido que trabajan con distintos modelos matemáticos para calcular la extensión del área afectada, pero reconoce que la posibilidad de que aparezcan nuevos focos eruptivos dificulta la predicción. "Lo que sí sabemos es que la cantidad de material que está introducido en la corteza es del orden de los 20 millones de metros cúbicos de material magmático por salir", ha señalado.

La capacidad de detección de fenómenos sísmicos en tiempo real del Instituto Geográfico Nacional, así como sus modelos matemáticos, ha permitido situar el centro de presión del magma en la isla de La Palma antes de que la lava irrumpiera en la superficie, según ha explicado. Rueda ha afirmado que estas técnicas, junto a la geoquímica -que monitoriza la emisión de gases- han permitido dar aviso a Protección Civil de la inminencia de una erupción volcánica en la isla.

"Por eso se empezaron a hacer las evacuaciones del personal más necesitado", ha afirmado Rueda, "y por eso se ha tenido un éxito en la predicción científica de este fenómeno". El científico ha señalado que, desde que el Instituto Geográfico asumió las competencias en la vigilancia volcánica en el territorio nacional, se vienen observando enjambres sísmicos en la isla de La Palma.

"Un enjambre sísmico es una concentración de pequeños terremotos en el espacio y en el tiempo", ha explicado el sismólogo, "esa concentración se produce fundamentalmente en el caso de las Islas Canarias por el empuje de material magmático sobre la corteza terrestre".

Rueda ha destacado que estos enjambres sísmicos se detectaban en la isla de La Palma a treinta kilómetros de profundidad hasta el presente año, cuando las lecturas del Instituto situaron los temblores a tan sólo diez kilómetros de la superficie.

"Al final en estas últimas semanas el proceso se ha acelerado de tal manera que han empezado ocurrir terremotos mucho más superficiales", ha continuado, "se ha producido una irrupción de material magmático en la corteza terrestre".

Según ha informado el científico, uno de estos terremotos alcanzó una magnitud suficiente como para producir una brecha en la corteza de la isla de La Palma por la que ha podido escapar la lava. "Hay suficiente material magmático como para que se produzcan estas coladas de lava, que seguirán transcurriendo", ha señalado.

"Las islas de El Hierro y La Palma son las más jóvenes, las islas donde han ocurrido erupciones más recientemente", ha concluido Rueda, "en La Palma, erupciones similares a esta, en la parte sur que es la más joven, son algo que son natural en las Islas Canarias y las Islas Canarias son así gracias al vulcanismo".

0
comentarios