Menú

Se cumplen 20 años del Liverpool-Alavés, la final de la UEFA con más goles

Los vitorianos llegaron a la final en su debut en las competiciones europeas, pero el título fue para los ingleses con un gol en propia meta de Delfí Geli en la prórroga.

0

Este domingo 16 de mayo de 2021 se cumplen 20 años de la final de la UEFA disputada entre el Liverpool y el Alavés, que todavía ostenta el récord de ser el partido por el título de la segunda competición europea con mayor número de goles, con un 5-4 favorable a los ingleses.

Fue la primera y única final europea para el conjunto vitoriano, que cayó de la manera más cruel: con un gol de Delfí Geli en propia meta en la prórroga, que supuso el 5-4 definitivo y la victoria del Liverpool al entrar en vigor la norma del gol de oro con la que finalizaba el partido.

Dirigido por José Manuel Esnal Mané, el Glorioso se plantó en aquella final en Dortmund contra todo pronóstico y después de dejar por el camino a grandes clubes como el Inter de Milán, Rayo Vallecano, Rosenborg o Kaiserlauten. La alineación albiazul, que todavía es recordada por todos los seguidores, estaba formada por Herrera, en la portería; Contra, Karmona, Tellez, Eggen y Geli, en defensa; Astudillo, Tomic y Desio, en el centro del campo; y Javi Moreno y Jordi Cruyff en la zona de ataque.

Markus Babbel y Steven Gerrard adelantaron a los reds, poniendo el 2-0, antes de que el albiazul Iván Alonso recortara distancias (2-1). Gary McAllister convirtió el tercero de los británicos desde el punto de penalti antes del descanso.

El delantero albiazul Javi Moreno empató con dos goles consecutivos (3-3) tras el descanso, pero Robbie Fowler volvía a adelantar a los ingleses con un 4-3. Cuando todo parecía decidido, apareció Jordi Cruyff para enviar el duelo a la prórroga (4-4) en el último suspiro del tiempo reglamentario.

En el tiempo extra, y con los dos equipos exhaustos, llegó la fatídica jugada a cuatro minutos de alcanzar la tanda de penaltis. Delfí Geli introdujo el esférico en su propia portería al intentar despejar de cabeza un saque de falta y la Copa se fue a las vitrinas inglesas en un partido que pasó a la historia.

0
comentarios