Menú

Madrid

La disparatada respuesta de Calvo tras el triunfo de Ayuso: berberechos, cañas y nazis

Carmen Calvo ha criticado la campaña electoral de "cañas" y "berberechos" y ha alertado de que "el fascismo" a veces llega "disfrazado" con la bandera de la libertad.

0

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asumido la derrota "sin ambages" que sufrió el PSOE en las elecciones autonómicas de Madrid de este martes, pero ha restado trascendencia nacional a estos resultados, porque se trata de unos comicios "territoriales" y porque, según ha remarcado, la triunfadora fue la actual presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y no el líder del PP, Pablo Casado.

Es más, Calvo ha afirmado que en la noche electoral se vio que Casado "es el número dos del PP". "Ha permitido que Ayuso lleve al discurso los contenidos más radicales de la derecha. No sé cómo va a funcionar eso en el resto de España", ha apostillado, en declaraciones a los medios antes de participar en un acto en homenaje y recuerdo de las víctimas españolas del nazismo.

"Para un socialista es difícil hablar de cañas, de ex y de berberechos. Estamos acostumbrados a jugárnosla con programas, gestión y trabajo", ha defendido, tras señalar también "no existe una vida a la madrileña ni nada", y asegurar que la candidata del PP ha recurrido a frases que se le han escuchado "a movimientos independentistas de este país".

En este sentido, ha criticado que en la campaña se han escuchado "cosas inentendibles" y "esperpénticas", mientras el país está recuperándose de una crisis y una pandemia. Además, ha criticado que Ayuso "no ha rendido cuentas", aunque ha admitido que "si hay un electorado que es capaz de entender eso", ellos lo tienen que "respetar".

Eso sí, ha insistido en su crítica a una campaña que "ha consistido en cañas, en no encontrarte con tu ex, y en recibir abrelatas de berberechos", y ha avisado de que "España no está para eso" y de que, por su parte, "el Gobierno está en lo que tiene que estar, que es en la estabilidad política y en los fondos de recuperación".

Además, ha recalcado que el triunfo en Madrid ha sido de Ayuso, y que ahora Casado "tiene que plantearse si el discurso de ultraderecha de Madrid es el discurso de la ultraderecha del PP en España". "Eso es un problema para la derecha", ha aventurado.

0
comentarios