Menú

Marlaska intenta humillar a Jiménez-Becerril y Gil Lázaro estalla: “¡Basta ya de ministros miserables!”

Tenso enfrentamiento durante la sesión de control en el Congreso con motivo del acto propagandístico de la apisonadora.

0

La diputada del PP Teresa Jiménez-Becerril preguntó este miércoles, durante la sesión de control en el Congreso de los diputados, por el acto propagandista del Gobierno, celebrado el pasado jueves, con el que se pretendía representar el fin de ETA destruyendo con una apisonadora 1.300 armas de la banda terrorista.

Dirigiéndose al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, Jiménez-Becerril le reprochaba el acercamiento de presos etarras y preguntaba. "¿De qué nos sirve (el acto), si el presidente de España pacta con el terrorista Otegi, que las empuñaba (las armas)?". Marlaska alegaba "criterios técnicos" y retaba a la diputada popular: "Si usted cree que este Gobierno está actuando discrecionalmente, arbitrariamente, esta pregunta me la plantea en un órgano judicial".

Visiblemente emocionada, en su réplica, Jiménez-Becerril denunciaba que "ETA no está derrotada": "ETA está ahí, representada, y no hay apisonadora que pueda destruirla mientras el presidente del Gobierno pacte con sus herederos". "Lo que necesitamos es que este Gobierno deje de pagar favores a Bildu, pisoteando el sacrificio de miles de españoles", agregaba.

Marlaska, con una chulería grosera, reprochaba a la popular que atacara "al poder judicial, a los jueces, que también pusieron mucho en la derrota de ETA", y "a una autonomía, a la autonomía del País Vasco". "Basta ya de oportunismo", continuaba el ministro, "basta ya de utilizar el terrorismo como arma de confrontación. ¡Basta ya de confrontar!".

Acto seguido, el diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro reprochaba al titular de la cartera de Interior el fondo y las formas de su discurso: "Es sucia e indigna la manipulación que acaba usted de hacer de la intervención de la señora Jiménez-Becerril". "¡Basta ya de ministros miserables, basta ya de gobiernos miserables!", exclamaba.

Grande-Marlaska, soberbio, le respondía que "en materia de lucha contra el terrorismo, le puedo demostrar que tengo una historia más solvente que la suya". El diputado de Vox, en su réplica, contestaba: "Yo sigo defendiendo los mismos principios de siempre, y usted se ha convertido en el felpudo político de Bildu".

0
comentarios