Menú

Una cabina telefónica ayuda a mantener vivo el recuerdo de las víctimas del tsunami de Japón de 2011

Supervivientes de la tragedia utilizan el teléfono para hablar con sus seres queridos y encontrar consuelo

0

El señor Sasaki acude de vez en cuando a hablar con su esposa desde esta cabina telefónica instalada en un hermoso paraje natural en la prefectura de Iwate, en el norte de Japón. Le cuenta que ha empezado a hacer ejercicio como ella quería y que la echa de menos.

En ocasiones, las emociones son demasiado intensas para él, porque su mujer falleció hace diez años en el terremoto y posterior tsunami que tuvo lugar en 2011 en Japón y que acabó con la vida de cerca de 20.000 personas. Diez años después de la tragedia, este teléfono es el único medio que muchos conservan para mantener vivo el recuerdo de sus seres queridos.

Desde este apartado rincón que han bautizado como 'el teléfono del viento', los que quedaron dedican horas enteras a hablar con los que ya no están. Sachiko entra en la cabina acompañada de sus nietos y los tres hablan animadamente con el abuelo. Ella dice que todavía hoy puede oír la voz de su marido en el viento. El teléfono de él lleva apagado una década, pero no importa, porque al otro lado de la línea siempre encontrará un refugio donde sentir consuelo y esperanza.

0
comentarios