Menú

Libros con Marco: Entrevista a Miguel Ángel Quintana Paz

Nuria Richart y José María Marco entrevistan y conversan con Miguel Ángel Quintana Paz, profesor universitario de ética y filosofía.

0

El invitado de esta semana es Miguel Ángel Quintana Paz, Profesor de Ética y de Filosofía Social en la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

Con él charlamos de felicidad. ¿Quiénes son más felices los de derechas o los de izquierdas? ¿Qué te hace más feliz, pensar en un presente mejorable o en un futuro irrealizable? Los progresistas, nos dice el invitado, "ubican la felicidad en el futuro".

Entrevista en la que se repasan los "signos" de nuestro tiempo: el emotivismo, la intolerancia, la imposición del subjetivismo, la crisis de los referentes o élites intelectuales o la victimización de buena parte de la sociedad. Apunta Quintana Paz que "declararse víctima es muy rentable". Incluso algunos son víctimas por situaciones vividas antes de nacer y culpan por ello a habitantes del siglo XV, como Cristóbal Colón.

Y, ¿por qué necesitamos ser víctimas? Sin duda, reflexiona el invitado, las sociedades de la segunda década de este siglo se parecen poco a las de los años 80 o 90. Antes se llevaba a gala ser punki, "por eso me gustaba Margaret Thatcher". Ahora es pertenecer a una identidad predeterminada. Recuerda José María Marco que en una ocasión fue a la universidad una travesti a darles una charla sobre deseo y placer, y que la reivindicación era "positiva y lúdica. Si le hubiéramos dicho que era una víctima te dan un bofetón".

Lo posmoderno empezó siendo lúdico, ahora es justo lo contrario y la izquierda ha descubierto el potencial, "cuando los proletarios empezaron a fallarle", comenta el filósofo, "cuando empezaron a comprarse su apartamentito en la playa, parece que ya no eran de fiar". Y entonces apostó por las minorías "grupos de damnificados" que "piden cosas en el espacio público". Lo compara Quintana Paz con el trato que da el cristianismo, en plena crisis, a la víctima, "que no la culpabiliza, la recupera con la superación". Este profesor fue el creador de la expresión de "los ofendiditos", que incluso llegó a ser el leitmotiv de un anuncio publicitario de la marca Campofrío.

Otro de los debates que nuestro invitado ha abierto recientemente en Twitter es el de por qué los intelectuales cristianos no aprovechan los medios (de comunicación, las universidades) de la iglesia en España para difundir ideas y alimentar debates. ¿Dónde están los intelectuales cristianos? Ellos mismos, "nos dan una respuesta muy desorientada".

¿Y ante todo esto qué hacer? "Si prestas atención al mundo en los últimos tiempos hay que radicalizarse, no pasa nada y te ayuda a entender mucho mejor. Radical no es extremista. No hay mayor intolerancia que la del centrista te excomulga en cuanto te apartas de él unos centímetros, a la derecha o la izquierda". Desde luego un radical, por definición, irá a la raíz de los asuntos y además no rehuye un debate por quedarse un poco más solo de lo que está.

0
comentarios