Menú

Simón reconoce que no le hace "mucha gracia" y pide tener "mucho cuidado" con los test en farmacia

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido que, como sanitario, no le hacen "mucha gracia" los autotest y test en farmacias. 

0

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido que, como sanitario, no le hace "mucha gracia" los autotest de coronavirus que se puede realizar cualquier ciudadano.

"Las pruebas de autotest se pueden vender en farmacias y hacérselas uno mismo pero eso no quiere decir que a los sanitarios nos haga mucha gracia porque en caso de dar positivo el paciente se tiene que gestionar correctamente y porque en caso de negativo pueden ser que no sean negativos reales y puedan seguir teniendo capacidad de infección", ha apostillado en rueda de prensa Simón.

Y es que, tal y como ha añadido, la especificidad y la sensibilidad de estas pruebas "no son tan altas". "Los autotest es algo que legalmente que se puede vender, pero a mí personalmente y a muchos sanitarios no nos hace mucha gracia y ya ha habido sociedades científicas que se han posicionado respecto a estas pruebas de anticuerpos diciendo claramente los riesgos a los que nos enfrentamos si se generalizan", ha recalcado.

Los test realizados en farmacias

Ahora bien, respecto a los test de antígenos que se están proponiendo para realizarlas en farmacias, como por ejemplo lo ha pedido la Comunidad de Madrid, Simón ha destacado la necesidad de tener "mucho cuidado" porque hay factores técnicos y de riesgos sanitarios asociados.

"Las farmacias que lo hagan tienen que tener claro que es muy posible y muy probable que vayan personas sintomáticas a hacerse la prueba a la farmacia, lo que implica que tienen que tener un circuito separado para estas personas del resto de clientes y que los que vayan a hacer la prueba tienen que tener mucho cuidado porque si no utilizan las EPIS adecuadamente tendrán que estar en cuarentena", ha argumentado.

Al mismo tiempo, prosigue, el hecho de que una persona de positivo en la farmacia "no se puede ir tranquilamente a su casa", sino que tiene que notificarse, aislarse y las farmacias tienen que estar "bien coordinadas" con las autoridades de salud publica para poder hacerse cargo de estas personas.

"Además, los negativos en algunas situaciones particulares podrían ser falsos negativos y se podrían dejar ir", ha añadido, para advertir además que la sensibilidad de la prueba en personas con más de cinco días con síntomas o asintomáticas "baja muchísimo". Finalmente, Simón ha puntualizado que también hay otros factores a considerar como las competencias profesionales.

0
comentarios