Menú

La Policía Nacional desmantela la mayor plantación subterránea de marihuana hallada en España

El zulo se encontraba a cuatro metros bajo tierra y contaba con accesos diferentes de entrada/salida –uno en cada extremo de la finca- a través de orificios realizados en el terreno. 

0

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado la mayor plantación de marihuana hallada bajo tierra hasta la fecha. El zulo en el que se ocultaba el cultivo ilegal estaba excavado a cuatro metros de profundidad en una finca propiedad de uno de los detenidos, albergaba un sofisticado laboratorio con 1.022 plantas de cannabis y tenía una extensión aproximada de 300 metros cuadrados

Cuando accedieron a la propiedad para realizar el registro, autorizado judicialmente, encontraron un orificio en el terreno, semioculto bajo cartones, palés de madera y cajas, a través del cual se accedía a un "zulo" de aproximadamente 300 metros cuadrados, cuyo uso exclusivo era albergar un completo y sofisticado laboratorio para el cultivo intensivo de cannabis, que obtenía la energía eléctrica para funcionar, a pleno rendimiento, a través de dos conexiones ilegales a la red pública.

La excavación, realizada a cuatro metros bajo tierra, escondía 1.022 plantas de marihuana en diferentes fases de crecimiento, algunas de las cuales estaban ya listas para ser recolectadas. Además, este primer habitáculo estaba conectado con una segunda estancia en la que estaban instalando la infraestructura necesaria para ampliar el laboratorio y que conectaba con otra salida, situada al otro extremo de la finca. 

Cuando los policías nacionales accedieron al zulo encontraron en el interior a tres varones, que en ese momento se estaban encargando de las labores de mantenimiento de la plantación. El cuarto arrestado llegaba a la finca minutos después, a bordo de una furgoneta amarilla, que permitiría relacionarles en otros hechos delictivos.

A raíz del hallazgo se procedió a la detención de cuatro varones, uno de ellos menor de edad, como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. La sofisticada y costosa instalación, las medidas de seguridad adoptadas y la elevada cantidad de sustancia estupefaciente intervenida, indican que la intención de los arrestados era dedicarse a la distribución de marihuana a gran escala.

De haber continuado con su actividad ilícita, este laboratorio hubiera reportado a los detenidos una cosecha que podría oscilar entre los 150 y los 200 kilogramos de cogollos de marihuana

0
comentarios