Menú

El éxito de Taiwán que evidencia el desastre español: "Nunca nos confinamos. La vida ya es normal y la economía crece"

El embajador de Taiwán en España, José María Liu, ha destacado que no han tenido nuevos contagios en la isla desde abril y están viviendo un etapa de gran crecimiento comercial. Ahora, Taiwán se ofrecer a enseñar a España cómo salir de la crisis. 

0

La periodista Elena Berberana entrevista a José María Liu, embajador de Taiwán en España, quien ha abierto las puertas de su sede de Madrid para hablar sobre las claves del éxito indiscutible que su país ha tenido en la gestión del coronavirus. Con únicamente 7 fallecidos desde que la OMS diera el aviso, los taiwaneses ya viven con plena normalidad y han recuperado sus rutinas diarias. Todo un logro que los taiwaneses anhelan compartir con el mundo. 

Su optimismo y entusiasmo no es para menos. La isla está viviendo una época de esplendor y crecimiento económico y se ha repuesto rápidamente del golpe del virus, según ha revelado el diplomático. Desde el 12 de abril, tampoco ha aumentado la tasa de contagios, dejando sólo un total de 513 infectados hasta la fecha en un país de 23,7 millones de habitantes. Un hecho que evidencia el desastre español, debido a la errática gestión del Gobierno de Pedro Sánchez, que está abocando al hundimiento económico y la pérdida de millones de empleos. 

Por esta razón, el mismo embajador ofrece ayuda a España desde su sede. Taiwán ha iniciado una campaña a nivel mundial para enseñar a los países cuáles son las claves para fortalecerse y superar la crisis del coronavirus. Al contrario que España, Taiwán ha instaurado un férreo control en los aeropuertos. Además, "hoteles, bares, restaurantes, comercios y colegios funcionan igual que antes de la pandemia", ha indicado Liu. 

Sin embargo, José María Liu, todavía no ha recibido una llamada de Pedro Sánchez, pero "espera que lo haga", e insiste en que quiere "mejorar las relaciones con España". De hecho, el superávit del que goza Taiwán permitirá ampliar las relaciones comerciales con nuestro país. Por ello, el diplomático ha señalado que la embajada de Taiwán en Madrid se va a convertir en una oficina de empleo para los comerciantes y empresarios españoles que deseen exportar su producto. "Necesitamos comprar más vino, carne de cerdo y aceite de oliva. Queremos ayudar a los empresarios españoles", ha comunicado Liu, consciente de la situación de rescate que atraviesa España.

Taiwán es un ejemplo a seguir no solo por su pronta recuperación sin necesidad de confinamiento de sus habitantes, sino por las convicciones y valores de sus habitantes. Pese al veto en la ONU, a instancias del gobierno comunista chino, y las amenazas de los aviones militares que envía Xi Jinping para aterrorizar a los taiwaneses y hacerse con el control de la isla, la población resiste y se enorgullece de ser un ejemplo de libertad y capitalismo frente al totalitarismo de su enemigo histórico, el comunismo chino. 

"Nuestra presidenta Tsai Ing-Weng arrasó en las elecciones de mayo de este año. Ella defiende la transparencia y la libertad. Es una de las cien personas más influyentes del año, según la revista Time", ha expresado Liu con orgullo. 

Ahora, su país se prepara para celebrar el Día Nacional de Taiwán, el próximo 10 de octubre. Budismo y taoísmo son las religiones que confluyen en la isla, aunque el embajador tiene su despacho lleno de estatuillas de vírgenes y crucifijos, símbolos católicos que enseña con devoción. "En Taiwán hay un 1% de católicos. Mi familia lo es", comenta el diplomático.

José María Liu se despide, no sin antes reiterar que las puertas de la embajada de Taiwán están abiertas no solo al Gobierno, sino a todos los españoles. "Os queremos ayudar", ha concluido.

0
comentarios