Menú

Las dificultades de María Jesús Montero para explicar por qué no actualizan la cifra de muertos

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha dejado patente la dificultad del Ejecutivo por justificar la congelación de los datos de muertos por coronavirus en España desde hace semanas.

0

España es el único país del mundo que no actualiza la lista de muertos por coronavirus desde hace semanas porque, según dice el Gobierno, están esperando a que las comunidades autónomas les envíen los datos normalizados de los fallecidos en cada región.

Cada tarde Fernando Simón anuncia que la cifra total se dará a conocer "en los próximos días", este martes se ha atrevido a aventurar que esta semana conoceremos cuántas personas han muerto en España por la pandemia del coronavirus siempre, eso sí, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad.

Esta vez le ha tocado el turno a la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que ha tenido que defender el sistema de contabilidad español ante las preguntas de los medios españoles y extranjeros. La ministra de Hacienda ha tenido grandes dificultades para defender el bloqueo de datos y se ha limitado a decir que el sistema de registro de los datos de la pandemia en España es "uno de los más garantistas y rigurosos" del mundo y sigue "a pie juntillas" todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo ha subrayado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros al ser preguntada cuándo se va a actualizar el registro de fallecidos con coronavirus, que permanece congelado en 27.136 desde hace más de diez días, pese a que este martes  el Ministerio de Sanidad ha contabilizado 25 nuevas muertes en la última semana.

"España cuenta con uno de los sistemas de información más garantistas y más transparentes, a nivel internacional y de la UE", porque registra como personas fallecidas aquellas confirmadas mediante una PCR positiva y, por tanto, tienen un "diagnóstico seguro de haber tenido esa enfermedad".

Y esos parámetros se ajustan "a pie juntillas" con las recomendaciones de la OMS "respecto a cómo hay que contar a las personas que son afectadas por la pandemia".

El sistema de control y vigilancia de la pandemia de coronavirus se centra ahora en saber el número de personas que están contagiadas o que pueden transmitir el virus.

"No es una construcción caprichosa, es muy rigurosa", ha enfatizado Montero para insistir en que "tenemos uno de los sistemas mas garantistas y más rigurosos del conjunto de los países del mundo".

0
comentarios