Menú

Serie A

Totti revela la tiranía de Cassano con sus compañeros en la Roma

Así se dirigía Fantantonio a sus compañeros de la Roma cuando les veía fallar. Totti recuerda en una entrevista a Líbero al futbolista con más talento con el que ha compartido vestuario.

0

Antonio Cassano (Bari, 12 de julio de 1982) fue uno de los mejores talentos del fútbol italiano pero nunca llegó a despuntar debido a su controvertido carácter. El que fuera jugador del Real Madrid coincidió previamente en la Roma con otro mito del balompié transalpino como es Francesco Totti.

Er Pupone repasa en una entrevista a la revista Líbero su relación con Cassano, a quien define como un "hermano menor", después de que ambos coincidieran entre 2001 y 2005 en el conjunto giallorosso, adonde Fantantonio llegó procedente del Bari.

"Cassano es bueno, honesto, un tipo alegre, aunque a veces se metía en algún follón. Fíjate en su etapa en Madrid. Intenté criarlo como yo sabía, porque técnicamente no hacía falta. Él era sin duda uno de los mejores del mundo. Técnicamente el mejor, quizás. Tenía una fuerza física también enorme. Me encontré de maravilla a su lado", destaca Totti.

Asimismo, el exdelantero italiano recuerda cómo Fabio Capello, que fue técnico de la Roma entre 1999 y 2004, "jugaba sin puntas natos" y hacía jugar juntos en la delantera a Totti y Cassano, "en continuo movimiento". "Hacíamos tres o cuatro goles por partido. Ese campeonato lo perdimos desgraciadamente, pero la gente se enamoró de nuestra forma de jugar", rememora.

Sobre el carácter de su excompañero, Francesco Totti destaca que Cassano "masacraba" al resto de jugadores en los entrenamientos. "Salvo a mí, Batistuta o Samuel, a los demás los masacraba. Zebina, Delvecchio, Tommasi… Cuando ellos fallaban un pase les decía: 'Sei un pippone' (Eres un paquete). 'Vete a trabajar en la farmacia'. Te hacía comprender qué personalidad tenía. Él era joven y se encaraba con gente de 30 años. Es cierto que se equivocaba, porque hay que respetar siempre… pero le conocíamos y ya sabíamos cómo era. Lo aceptábamos simplemente. A veces era incluso exagerado, porque no tenía límites, filtros, ni frenos".

Pero Cassano no discutía sólo con sus compañeros, sino también con Fabio Capello. "Han discutido millones de veces. Se perseguían el uno al otro en medio del campo de entrenamiento. He visto escenas increíbles, pero Fabio le amaba porque sabía que era un fenómeno. Capello quería buenos jugadores, con carácter, y Cassano lo era", señala Francesco Totti.

0
comentarios