Menú

Liga

Reinier se estrena con el Castilla dando una asistencia de tacón

El Castilla vence por 2-0 al Sanse, colista del Grupo I Segunda B, con goles de Álvaro Fidalgo, tras una asistencia de tacón de Reinier Jesus, y Rodrygo, que fue expulsado al ver la segunda amarilla.

0

El brasileño Reinier Jesus ha debutado este domingo con el Real Madrid Castilla y lo ha hecho dando una gran asistencia de tacón, después de una pared con su compatriota Rodrygo Goes, que jugó con el primer filial blanco después de no participa a las órdenes del francés Zinedine Zidane desde el pasado 26 de enero y anotó el 2-0 en el minuto 87 tras el que fue expulsado por doble amarilla.

Ambos futbolistas entraron directamente en la alineación titular del técnico español Raúl González y fueron las grandes atracciones de un partido contra el San Sebastián de los Reyes (2-0) al que acudieron 1.800 aficionados al Alfredo Di Stéfano. Los brasileños demostraron una gran conexión dentro del terreno de juego a pesar de haber entrenado juntos solo un día, en la jornada del sábado.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, no quiso perderse el debut del último fichaje blanco y presenció el encuentro en el palco. El centrocampista actuó como interior por la izquierda, en el 4-3-3 de Raúl, y demostró un gran desparpajo para ser su primer encuentro, intentando incluso un gol desde casi el centro del campo, en los 65 minutos que estuvo sobre el terreno de juego.

Reinier dio una gran asistencia de tacón al español Álvaro Fidalgo para que desatascase el partido en el minuto 40 y antes ya demostró una de sus grandes virtudes, como es la conducción de balón con la que se internó en el área y su rechace estuvo a punto de hacerlo bueno Rodrygo, pero su disparo fue despejado a saque de esquina.

El delantero, que el 6 de noviembre entró en la historia de la Liga de Campeones al marcar un triplete al Galatasaray con 18 años y 301 días, volvió al Castilla para no perder ritmo y protagonizó la imagen del encuentro.

Rodrygo anotó el 2-0 definitivo en un contragolpe mientras que un jugador del San Sebastián de los Reyes estaba en el suelo y tras definir con la diestra, el guardameta visitante, Xabi Irureta, se acercó a reprocharle que no tirase el balón fuera y el brasileño reaccionó celebrándole el gol en la cara.

Circunstancia que vio el colegiado y no dudó en sacarle la amarilla, la segunda del partido después de que en la primera mitad viera cartulina tras una falta que cortó un contragolpe, por lo que esta expulsión le impedirá jugar el Clásico liguero del próximo domingo frente al Barcelona en el Santiago Bernabéu (21:00 horas). Rodrygo se marchó así del césped de un Alfredo Di Stéfano al que acudió su familia para apoyarle desde el palco.

 

0
comentarios