Menú

Nacho Montes cuenta el gran secreto que ocultó Balenciaga 

Federico, Isabel González y Ayanta Barilli entrevistan al escritor y periodista Nacho Montes, autor del libro El hijo de la costurera

El periodista y escritor Nacho Montes acudió a los estudios de Es la mañana de Federico para presentar su novela El hijo de la costurera, una novela histórica publicada por La Esfera donde narra la historia de Cristóbal Valenciaga, una de las figuras de la moda más importantes de nuestra historia. 

Nacho desveló a los oyentes de esRadio sus lazos con Libertad Digital: "Empecé en mis cosas de periodismo con Federico, en Libertad Digital. Una etapa maravillosa con Rosana, Isabel, Javier, Dieter. Nos reíamos y nos lo pasamos tan bien dentro de la seriedad del trabajo" .

Trayectoria en televisión (MyHyV) hasta programas de moda en Cope y Telecinco. Una temática emparentada con la novela recién publicada, que cuenta su vida aunque añade elementos de ficción que Nacho Montes desveló en esRadio. 

"Ese inicio de cuando aprende en la costura de ver a su madre, viuda de un marinero que murió de un derrame, con cinco hijos. Perdió a dos porque en esa época había mucha muerte infantil. Un ambiente muy humilde, una casa de pescadores". Tras su infancia pobre, Balenciaga pasó a hacer remiendos a la que sería su mentora, la marquesa de Casa Torres". 

La leyenda dice -tal y como contó Federico- es que Balenciaga le hizo un vestido a la marquesa en apenas unas horas. "La historia real -dijo Nacho Montes- es que él, admirador de la por ser clienta de su madre, un día se armó de valor y le lleva trajes a su madre y ella le dice que tenga cuidado con su madre, que es mayor, y él dice que hará lo que hace su madre, coser. Entonces, sorprendida porque tenía diez años, le preguntó si le copiaba el vestido. Se rió pero le mandó una caja con tela y un vestido suyo. En un día él recreó el patrón de un alta costura parisino". 

"Era una época muy oscura, el País Vasco era una burbuja neutral donde iban los ricos a gastar dinero. Balenciaga vivía allí pero era una cápsula. Había hermetismo en todo. No se sabe nada de él, era reservadísimo, un homosexualidad exquisito ultrareservado y ultra conservador". Según Montes, que especuló en base a sus conocimientos adquiridos de Balenciaga, a éste le hubiera encantado ser "un homosexual libre en París".

Lo que llevó al autor a contar un gran secreto basado en ciertos datos, entre ellos los delirantes años de juergas y orgías en París de principios de ese siglo. El gran secreto fabulado pero que podría ser real es que uno de sus amantes fuera un hijo ilegítimo de Alfonso XIII".

0
comentarios