Menú

Fórmula 1

Vettel, reincidente tras la acción con Leclerc: ya protagonizó un toque similar con Webber en 2010

Leclerc y Vettel chocaron entre ellos el pasado domingo en Interlagos. Una acción que no sorprende a nadie porque el alemán es reincidente: ya protagonizó un toque similar con Mark Webber en 2010.

El Gran Premio de Brasil, penúltima prueba del Mundial de Fórmula 1 disputada el pasado domingo en Interlagos, estuvo marcado por el primer podio en su carrera de Carlos Sainz al acabar tercero tras la sanción de cinco segundos a Lewis Hamilton. Pero también por el absurdo toque que protagonizaron los dos pilotos de Ferrari, el monegasco Charles Leclerc y el alemán Sebastian Vettel, en la recta final de la carrera.

A cinco vueltas para el final, Leclerc y Vettel quedaron fuera de combate con ese choque que nadie sigue sin entender en la escudería de Maranello. El monegasco, con neumáticos más nuevos, atacó a su compañero en la primera curva. En un primer momento Leclerc pasó por delante, pero en la recta siguiente Vettel le cogió a rebufo, le superó e hizo un extraño movimiento que provocó el accidente que dejó a ambos pilotos fuera de carrera.

De forma tan incomprensible como inesperada, el germano no se mantuvo en la línea y giró su volante hacia la izquierda antes de la frenada, lo que le señala directamente como culpable de la acción.

A consecuencia del contacto, más ligero de lo que podría parecer, Leclerc rompió la suspensión delantera, mientras que Vettel acabó sufriendo un pinchazo que le hizo detenerse en pista antes de llegar a boxes. Al final, dos abandonos para dejar nuevamente a cero el casillero de puntos de Ferrari, que ya tiene el subcampeonato de constructores asegurado.

El precedente con Webber

Una acción que sigue trayendo cola y que tiene sus similitudes con la ocurrida hace nueve años, cuando Sebastian Vettel era compañero del australiano Mark Webber en la escudería Red Bull.

Los hechos se remontan al 30 de mayo de 2010, durante la carrera del GP de Turquía disputado en el Circuito de Estambul. A falta de 18 vueltas para el final, Vettel protagonizó una absurda maniobra al interponerse en la trazada del aussie. Sin embargo, el tiro le salió por la culata: fue el germano el que acabó con el monoplaza peor parado, teniendo que abandonar la carrera en la vuelta número 40.

Helmut Marko, consejero deportivo de Red Bull, dio un toque de atención a los dos pilotos por esta acción que supuso un antes y un después en la relación entre Vettel y Webber.

0
comentarios