Menú

Así deberían ser las cajas de los móviles

La marca online de productos de piel de lujo Café Leather cuida la presentación de sus productos desde el propio empaquetado. Las empresas de tecnología deberían tomar nota

Cuando Apple lanzó su iPhone allá por 2007 todos nos quedamos muy asombrados del producto, el interfaz táctil y todo eso, pero también de la caja, algo que a estas alturas quizá hayamos olvidado. Los productos electrónicos estaban hasta entonces empaquetados de aquella manera, sin ningún cuidado por la estética o la comodidad, y Apple también cambió ese paradigma. El problema es que desde entonces todos los móviles vienen empaquetados esencialmente igual. ¿Por qué no darle una vuelta?

Vamos a abrir la caja de un producto completamente distinto, en concreto una cartera de piel de la startup española Café Leather que, aunque esté en tiendas, vende principalmente online, para ver si los fabricantes de electrónica pueden robarles alguna idea. Café es una marca española de un par de años de vida que se dedica a hacer productos de piel clásicos, cuidados, en definitiva para gente que no viste como yo. Pero como vende por internet, debe procurar trasladar esa imagen también en el empaquetado que le llega al cliente en casa.

Se trata de una caja negra donde viene que está hecho a mano en España, que al abrir descubre otro mensaje donde dice lo estupendos que son y lo mucho que cuidan el medio ambiente, etc. Lo siguiente con lo que nos encontramos en un sobre lacrado, que es algo como muy de antaño; al abrirlo, trae una tarjeta donde comunican su felicidad por tenernos como clientes y un código de descuento para futuras compras.

Siendo al lo que es, tampoco puede tener mucho más la caja y efectivamente ya sólo nos queda una cartera. Eso sí, viene en un paquetito con todo el aspecto de ser una saca de café, aunque considerablemente más pequeña. Trae otro papelito que explica de qué materiales está hecho y cómo limpiarlo y, finalmente, la cartera en sí. Obviamente no hacía falta una caja tan grande pero han procurado mejorar la experiencia del cliente hasta este extremo, algo que creo todos echamos un poco de menos.

No estoy diciendo que todos los fabricantes de móviles deban empaquetar sus productos como Café Leather porque, al fin y al cabo, esta empresa está enfocada a un cliente muy específico, de gustos clásicos y con dinero, y no tendría sentido cuidar tanto la caja si estás vendiendo un móvil de 100 euros. Pero si estás dispuesto a pagar 1200€ por un teléfono, y hay gente que lo está, igual sí sería lo indicado. Pero en cualquier caso, dependiendo del tipo de producto y del cliente al que está dirigido, quizá puedan buscarse otra inspiración. La idea es darle una vuelta a las cajas de los móviles que hace ya demasiados años que son todas iguales.

0
comentarios