Menú

Libros con Marco: 'Comimos y bebimos', de Ignacio Peyró

Nuria Richart y José María Marco entrevistan a Ignacio Peyró por el libro Comimos y bebimos. 

Ignacio Peyró (Madrid, 1980), actual director del Instituto Cervantes de Londres, es autor del diccionario de cultura inglesa Pompa y circunstancia y traductor y prologuista de autores como el inglés Rudyard Kipling, el norteamericano Louis Stanton Auchincloss o del periodista Augusto Assía. 

En Comimos y Bebimos. Notas de cocina y vida Peyró se revela, con una prosa de primera, erudita pero entregada al lector, cocina literaria aprendida de recetarios de Pla, Luján o Salter, como un obstinado en el disfrute gastronómico, restaurantes, platos, alimentos... Con este libro Peyró reactiva la tradición gustativa de varias generaciones.

Empieza el libro: 

Si la vida puede en ocasiones ser ingrata, en la cocina siempre hay algo bueno que esperar. Por eso la mesa es de las mejores maneras que los hombres hemos encontrado para cortejar la felicidad y celebrar el acto gratuito de existir: algunos momentos, platos, vinos y compañías nos dejan la ilusión de que, siquiera sea por un instante, el mundo está bien hecho. En un recorrido por el año gastronómico, Comimos y bebimos es una celebración de la literatura y la cocina. Mes a mes y entrada tras entrada, sea al hablar de una barra memorable o al recordar el París culinario, cada apunte y cada historia de este libro parten de la mesa para hablar sobre la vida.

Dice Libros del Asteroide

Si la vida puede en ocasiones ser ingrata, en la cocina siempre hay algo bueno que esperar. Por eso la mesa es de las mejores maneras que los hombres hemos encontrado para cortejar la felicidad y celebrar el acto gratuito de existir: algunos momentos, platos, vinos y compañías nos dejan la ilusión de que, siquiera sea por un instante, el mundo está bien hecho.

En un recorrido por el año gastronómico, Comimos y bebimos es una celebración de la literatura y la cocina. Mes a mes y entrada tras entrada, sea al hablar de una barra memorable o al recordar el París culinario, cada apunte y cada historia de este libro parten de la mesa para hablar sobre la vida.

Con una prosa al mismo tiempo placentera y exigente, Peyró quiere dar continuidad a la gran tradición de literatura gastronómica (y etílica) de los Pla y los Luján, Salter y Liebling, mezclando erudición festiva y memoria sensual, humor y hedonismo y pasión por las letras y la mesa. El resultado es un libro que nos deja con hambre de más.

0
comentarios