Menú

A torta limpia: así fue el primer Campeonato del Mundo de bofetadas

Se ha celebrado en Krasnoyarsk (Rusia) y el ganador, que pesa 168 kilos, se llevó un premio de algo más de 400 euros.

La ciudad rusa de Krasnoyarsk, en Siberia, ha acogido estos días uno de los torneos más peculiares del mundo: el primer Campeonato del Mundo de bofetadas, en el marco del festival deportivo Siberian Power Show. 

El ganador del certamen se ha llevado un premio de 30.000 rublos (poco más de 400 euros). Se trata de Vasili Kamotski, un mastodonte de 168 kilos de peso, que ha aguantado en pie las bofetadas que le han propinado sus contrincantes.

0
comentarios