Menú

El tremendo robo a Carreño en Australia que termina con un "eres un cabrón" al juez de silla

El español perdió ante Nishikori en un partido épico de cinco mangas (7-6, 6-4, 6-7,4-6 y 6-7). En el supertiebreak una decisión del juez de silla fue clave para el devenir del encuentro. 

Con 8-5 arriba en el supertiebreak, Pablo Carreño tocaba la victoria casi con los dedos en su partido ante Nishikori cuando una pelota suya tocó la red y cayó sobre la línea, delante del japonés. El juez de línea la cantó mala a la vez que Kei lograba el winner y el juez de silla le dio el punto al nipón a pesar de que debía haber repetido el punto ya que según las reglas, al haber un canto como mala y acabar el punto antes de lo producido, se debe repetir aunque Nishikori lo tuviera a placer.

El juez de silla interpretó que el canto vino después de que Kei golpeara la pelota. El español montó en cólera. Tras varios minutos discutiendo con él, sin éxito, terminó perdiendo el partido (10-8 en el supertiebreak) y mientras se iba de la pista, perdió los nervios y le llamó "cabrón" al despedirse.

Después del partido,  en un acto que le honra, Pablo ha pedido disculpas en las redes sociales:

Equivocarse es de hombres, rectificar es de sabios. 

0
comentarios