Menú

El mundo NBA no puede parar de reírse tras ver la jugada más ridícula del año

Draymond Green golpeó en la cara a su compañero Klay Thompson cuando intentó pasarle el balón.

0
comentarios