Menú

El vídeo de la fiesta en la que el futbolista Daniel Correa fue castrado, torturado y asesinado

El medio brasileño Tribuna da Massa ha publicado unas imágenes de la fiesta en la que fue castrado, medio decapitado y asesinado el futbolista Daniel Correa.

0

La muerte de Daniel Correa, futbolista del Sao Bento de 24 años, sigue teniendo en vilo a todo Brasil. El cuerpo sin vida del jugador apareció el sábado por la noche casi decapitado y con sus genitales cortados en un arbusto.

Daniel, cuyos derechos federativos pertenecían al Sao Paolo aunque esta temporada estaba cedido al Sao Bento, había acudido a la fiesta de cumpleaños de Allana Brittes. El padre de Allana, Edson Brittes Jr, empresario brasileño, fue detenido como presunto culpable. Edson confesó la autoría del espeluznante asesinato en un vídeo difundido por TV Bandeirantes. Brittes Jr dio su versión de los hechos. Alegó que se encontró a Daniel encima de su esposa, intentando violarla.

"Cuando abro la puerta, estaba encima de mi esposa mientras ella pedía auxilio. Lo que hice fue lo que haría cualquier hombre, porque la mujer que estaba allí no era mi esposa. Eran todas las mujeres de Brasil. Podía ser su hija, su hermana, su madres, su esposa. En ese momento era mi esposa, Cris, con la que llevo casado 20 años. La mujer a la que he dedicado mi vida, que siempre me amó y respetó".

Además de Edson, también se encuentran detenidas su esposa, Christiana Brittes y la hija de la pareja, Allana.

Las otras versiones de los hechos

 

Una joven de 19 años declaró que Daniel Correa no llegó a la fiesta borracho y Edison Brittes, anfitrión de la celebración, ordenó a todos los invitados que limpiasen las manchas de sangre tras la castración, casi decapitación y asesinato del futbolista. La testigo asegura que Edison Brittes, autor confeso del asesinato de Daniel Correa, incluso ordenó que se cortase la parte del colchón manchado de sangre y que se quemase junto a los documentos del futbolista.

Daniel Correa había compartido con un amigo unas imágenes en las que se fotografiaba en la cama mientras Cristiana Brittes dormía, y en las que decía que “voy a comerme a la madre de la cumpleañera... y el padre está aquí”.

Uno de los detenidos acusado de ser cómplice en el asesinato declaró a la Policía que la intención era de “castrar y no matar a la víctima” y que todo cambió cuando Edison Brittes vio las fotos de Correa con su esposa.

0
comentarios