Menú

Un niño de 5 años rompe una escultura de 113.000 dólares

La compañía de seguros alega que hubo una negligencia por parte de los padres al no vigilar a sus hijos y piden que asuman los costes. 

0

A unos padres de Kansas, quitarle el ojo a sus hijos podría costarles 113.000 dólares.  Las cámaras de videovigilancia de un centro comunitario de la población de Overland Park grabaron el momento en el que un pequeño de cinco años trata de coger una escultura de un pedestal y ésta cae al suelo. 

El centro Tomahawk Ridge reclama a los padres el coste de la obra: 132.000 dólares. "No estamos facturando a la familia. Es nuestra compañía de seguros que le reclama a su compañía de seguros", manifestó el portavoz del centro. 

La compañía de seguros alega que hubo una negligencia por parte de los padres al descuidar a sus hijos y, por lo tanto, deben pagar la escultura. 

0
comentarios