Menú

NBA

Sale a la luz la brutal y vergonzosa detención de un jugador negro de la NBA

La Policía de Milwaukee hizo público este miércoles el vídeo de la detención de Sterling Brown, jugador de los Milwaukee Bucks de la NBA, contra el que los agentes usaron una pistola eléctrica.

0

El incidente ocurrió en la madrugada del pasado 26 de enero, cuando un policía se percató de que Brown, de 23 años, había aparcado su automóvil ocupando dos plazas de discapacitados en el estacionamiento de una farmacia.

La infracción derivó en un episodio ahora repudiado por el jefe de la Policía de Milwaukee, Alfonso Morales, y el alcalde de la mayor ciudad de Wisconsin, Tom Barrett.

Brown, que planea interponer una demanda por vulneración de sus derechos civiles, dijo en un comunicado tras la publicación del vídeo que lo que le pasó "estuvo mal" y que "no debería ocurrirle a nadie". "Lo que debió haber sido una simple multa de estacionamiento, se convirtió en un intento de intimidación policial, seguido por el uso ilegal de la fuerza física", añadió.

Brown denunció que situaciones como la suya o peores "ocurren cada día en la comunidad afroamericana" en EE. UU., hechos que "tienen como común denominador el racismo, el abuso de poder y la no rendición de cuentas de los agentes involucrados».

Los Bucks, el equipo de Brown, calificaron el incidente de "vergonzoso e inexcusable". "No debería ser necesario un incidente que involucre a un deportista profesional para llamar la atención sobre el hecho de que personas vulnerables han experimentado un trato similar, e incluso peor", afirmaron en otra nota.

Ojo al placaje

Otro polémica actuación policial se ha registrado este lunes en Milwaukee, en el estado de Wisconsin. Ante la aparición de una mochila sospechosa, la Policía monta un operativo. Un hombre, harto del operativo, se acerca a la mochila y comienza a sacar todos los objetos que hay dentro de ella, demostrando que no hay ningún explosivo en su interior. A la Policía no le gustó mucho el asunto. 

Si pasan por Milwaukee, mucho ojo. Allí la policía no se anda con chiquitas. 

0
comentarios