Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

No puede ver el vídeo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere verlo.

×

Rato asegura que Báñez avisó a su secretaria de que se alejase de él porque iba a tener "problemas con Hacienda"

El exministro de Economía ajusta cuentas con el Gobierno de Rajoy al que acusa de montar una operación para situarle como chivo expiatorio de la corrupción.

Rodrigo Rato es un hombre dolido. Y, como saben los cazadores, los animales heridos pueden ser los más peligrosos. Este martes, el exministro de Economía con José María Aznar acudía al Congreso, a la Comisión de investigación sobre la crisis financiera de España y el programa de asistencia financiera. Y ha pasado al ataque. Lo ha hecho en lo que tiene que ver son su gestión en Bankia, que ha defendido, pero también en lo que tiene que ver con su persona y con los delitos de corrupción y fiscales que desde hace unos años se le imputan. El ex director gerente del FMI ha pintado un cuadro que puede ser muy peligroso para el Gobierno: el de un Ejecutivo vengativo, que busca su cabeza para tener un chivo expiatorio, y que utiliza los resortes del poder (la policía, Hacienda, la Administración de Justicia...) para atacar a sus enemigos.

Casi todo se ha desarrollado en la respuesta que ha dado al portavoz del PP en la Comisión, que le ha dicho que le daba "pena" ver cómo había terminado quien fue un gran ministro de Economía. Rato ha aprovechado el capote que le ponían delante para explicar lo que le da pena a él:

"Me detienen en mi casa, delante de mis vecinos y mis hijos el 15-16 de abril del año 2015. Me detienen con una acusación doble de la Agencia Tributaria: alzamiento de bienes y delito fiscal. El alzamiento de bienes es la razón por la que entran en mi casa (ningún juez se lo hubiera permitido si no hubiera existido esa acusación) no dura ni quince días. A los quince días, se cae. El delito fiscal... llevo tres años esperando a que se concrete qué delito fiscal he cometido. Yo defiendo que ninguno"

Hasta aquí, el relato de su detención. A partir de este momento, llega el plato fuerte, las acusaciones a ese Gobierno que le llevó a prisión ante las cámaras de La Sexta por un delito fiscal que tres años después todavía no se ha concretado en ninguna acusación concreta, según denuncia Rato:

El día 15 de abril, a las 9.15 de la mañana, el ministro de Justicia (Rafael Catalá) cuenta mis datos fiscales a los desayunos de TVE. ¿Cómo puede saber mis datos fiscales el ministro de Justicia? Es una pregunta que todavía no he sido capaz de contestar.

El 14 de abril, el ministro de Hacienda, con más habilidad, habla del tema en esta Cámara. Porque el 13 de abril, Voz Populi, publica que el Seplac, dependiente del Ministerio de Economía, me está investigando. Resulta que el autor de esa información, el señor Alba, tiene una reunión con el ministro de Economía la semana antes. Y compañeros del señor Alba cuentan que el señor Alba achaca esa información al ministro de Economía.

Durante los meses de febrero y marzo de 2015, tres personas, un director de un medio de comunicación, un articulista y un ex alto cargo del PP me avisan de que el Gobierno me quiere meter en la cárcel. Y a comienzos de febrero del año 2015, la ministra de Empleo le dice a mi secretaria que se vaya separando de mí porque voy a tener problemas por mis declaraciones de Hacienda.

Y así terminaba: "¿A usted le da pena?", preguntaba al representante del grupo popular: "A mí me da mucha pena porque he estado treinta años en el PP. Me da mucha pena, sinceramente".

0
comentarios