Menú

Análisis de la tableta Amazon Fire

En esta ocasión el objetivo del videoblog de tecnología de Libertad Digital centra su atención sobre la tableta Amazon Fire.

Aunque el iPad permanezca siempre al mismo precio, por la zona baja de la tabla hemos visto cómo durante los últimos años tenemos tabletas cada vez más baratas y con mejores prestaciones. La mayor novedad en esta gama ha sido la tableta Fire de Amazon y vamos a hablar ahora de sus numerosos defectos, porque su mayor virtud es su precio: 60 euros.

Diseño

La tableta de Amazon no va a ganar ningún premio de diseño. Tampoco es que sea fea: es simplemente impersonal. Es de plástico, voluminosa y para su tamaño algo pesada. Lo que sí está bien pensado es la colocación de todos los botones y conectores en la parte superior. De este modo, podremos ver vídeos en horizontal, que es una de las funciones esenciales de la tableta, teniendo a mano (la izquierda, en concreto) los controles de sonido y el cargador molestando lo menos posible. El problema es que si usamos auriculares el cable sí que nos estorbará.

Características

La pantalla es de siete pulgadas, lo cual se puede considerar como lo mínimo imprescindible y con una resolución y colores aceptables, aunque ni mucho menos sobresalientes. Eso sí, bajo la luz directa del sol no veremos nada salvo nuestro propio reflejo. En cualquier caso, se pueden ver vídeos en ella en interiores, pero oírlos es otra cosa: la tableta sólo tiene un altavoz, y bastante malo, aunque al menos los diálogos de las películas sí podremos entenderlos, ya que no disfrutaremos demasiado de la música. Con auriculares la cosa mejora, pero claro, el conector está justo donde pondremos la mano para sujetar la tableta y si la damos la vuelta, tendremos la mano derecha justo sobre el botón de apagado y el cable de carga y los controles de volumen estarán al revés.

En cualquier caso, para ver películas o series deberemos asegurarnos de disponer de algún servicio online como Netflix o de guardarlos en una tarjeta microSD aparte, porque los 8 gigas de almacenamiento no dan para mucho y desde la propia nube de Amazon sólo podremos ver vídeos de menos de 20 minutos de duración. Por cierto: que sepan que gracias a este análisis ahora tengo instalado en mi ordenador Amazon Cloud Drive además de Google Drive, OneDrive, Dropbox y iCloud. No me agradecen lo suficiente los sacrificios que hago por ustedes.

El procesador incluido es un Mediatek de cuatro núcleos y la memoria RAM es de 1 giga. Con esas características, la verdad es que el aparato se porta bien para lo que está pensado: navegar vía wifi, leer el correo, entrar en redes sociales y poco más. Cuando se le mete un juego algo más exigente, como el Real Racing 3, veremos que se pixela cosa mala, pero que no se pierden fotogramas. Es jugable, vamos, aunque quizá sea mejor usar la Fire para cosas más sencillas tipo Candy Crash Saga. Amazon también ha conseguido meterle dos cámaras a esta tableta, pero la frontal es de resolución VGA y la trasera de dos megapíxeles, y eso es casi lo mejor que podemos decir de ella. La batería dura bastante, más que suficiente para un día entero aunque veamos una peli o dos.

FireOS

Amazon incluye en sus tabletas su propio sistema operativo, FireOS, que es un Android modificado para que las aplicaciones principales no sean las de Google: de hecho, en la tienda de apps hay muchas apps de Android, pero no las de Google, así que si queremos usarlas en la tableta tendremos que instalarnos la Play Store de estrangis. Tampoco encontraremos algunas otras imprescindibles, como Libertad Digital, esRadio o Clash of Clans. El interfaz deja claro cuál es la intención de Amazon: que usemos sus productos y servicios. Tiene una serie de pestañas desde las que podremos acceder a Libros (de Kindle), vídeos (de Instant Video), música (sí, de Amazon) y hasta una para la tienda. Para que salga más barata la imagen de la pantalla de bloqueo será un anuncio. No obstante, funciona tan bien como cualquier Android y no se nota que los tiempos de carga o la velocidad de respuesta a nuestras acciones sea más lenta que un móvil con unas características tan limitadas como las de esta tableta.

Bueno, lo cierto es que aunque no esté exenta de defectos, cuesta 60 euros y por ese precio lo más habitual es comprar tabletas chinas completamente desconocidas que lo más probable es que nos salgan rana. De modo que no creo que la Fire tenga realmente competencia. Y si el tamaño de pantalla es suficiente y quieres una tableta barata para las tareas básicas de acceder a internet, jugar a algo sencillo y ver algún vídeo, no creo que haya nada mejor. Sólo es desaconsejable si una mínima calidad de sonido es imprescindible para ti. Y en Amazon hasta hay oferta de 6 por el precio de 5 si quieres hacer regalos. En fin, nos vemos en próximos análisis.

0
comentarios