Menú

No puede ver el vídeo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere verlo.

×

Análisis del teléfono móvil BQ Aquaris M5

El BQ Aquaris M5 es la apuesta de la compañía española por llegar a quienes están dispuestos a pagar un poco más por tener un móvil mejor.

La empresa española BQ logró un gran éxito en nuestro país con su gama Aquaris E de móviles enfocados a la gama media-baja, que es la que ha vivido una mayor expansión tras la decisión de las operadoras de terminar con su política comercial de subvencionar los terminales. Ahora ha lanzado el Aquaris M5, un móvil que por un lado se puede considerar como continuista pero que por otro apunta a una gama media de precios algo más elevada, entre 250 y 300 euros. ¿Merece la pena ese sobreprecio?

El diseño de la nueva gama de BQ es extremadamente similar al anterior. Voluminoso, de plástico y con su polémico escalón en el marco. Sin embargo, hay que reconocer que aun siendo difícilmente diferenciable a primera vista de sus antecesores, los cambios que se han hecho han sido para bien. El escalón está ahora más atrás, como dando la apariencia de que la parte posterior es una suerte de tapa que se ha encajado dentro del móvil. Los botones capacitivos ahora tienen el diseño y disposición propios de Android 5 Además, el plástico empleado por detrás tiene una textura distinta y resulta más agradable al tacto y parece menos sensible a las huellas.

Pero la filosofía de BQ siempre ha justificado que sus decisiones de diseño están supeditadas a consideraciones más prácticas, como incluir ranuras para dos tarjetas SIM o una batería que aguante. Al fin y al cabo, cada vez son más quienes usan fundas de todo tipo y condición, así que ¿qué más da que sea más bonito o más feo si no lo va a ver nadie?

Si estás de acuerdo con esta filosofía, lo cierto es que el Aquaris M5 cumple. Incluye dos ranuras para tarjetas SIM y otra separada para microSD y una batería de 3120 miliamperios, una cifra espectacular para un móvil con pantalla de 5 pulgadas. La batería me ha aguantado tres días completos con mi uso normal, que reconozco que es bastante poco intenso. No obstante, es bastante razonable suponer que si usas el móvil para llamar, usar el Whatsapp y entrar en Facebook te debería durar dos días si no estás todo el día dale que te pego. La única pega que se le podría poner es que no es extraíble.

El procesador ha pasado de la gama Snapdragon 400 a la 600, lo que supone un salto de calidad que se nota, especialmente, en los juegos. Para probarlo hemos utilizado Mortal Kombat y Nova 3 y lo cierto es que los mueve en general sin problemas. Cuenta además con 2 gigas de RAM y un Android Lollipop sin apenas modificaciones, lo que permite utilizar varias aplicaciones en multitarea de forma ágil, sin esperas ni saltos en las animaciones. La pantalla alcanza la resolución Full HD, lo que suponen unos generosos 440 puntos por pulgada, y se ve bien en exteriores.

El sensor de la cámara es el mismo Sony Exmor de 13 megapíxeles que el del Aquaris E5 4G, de un modelo que empleaban móviles de gamas más altas de años anteriores, como el OnePlus One. La aplicación de cámara no tiene casi opciones extras pero resulta adecuada para lo que se suele hacer con el móvil: apuntar y disparar sin más. Siendo una cámara de móvil, lo cierto es que se comporta bastante bien en fotos nocturnas para lo que es habitual.

El precio base de este BQ son 260 euros con 16 gigas de almacenamiento y 2 de RAM, otros 20 euros más si queremos 3 gigas de RAM y otros 20 más hasta llegar a los 300 si además doblamos su capacidad a 32 gigas.

A idéntica configuración de almacenamiento y memoria, este Aquaris M5 cuesta solo 30 euros más que el BQ Aquaris E5 4G. Las mejoras en pantalla, procesador y batería justifican sin duda el aumento de precio. Pero si no tenemos tantas necesidades y estamos justos de presupuesto, es posible que sea mejor opción quedarnos con un E5 de características más básicas u optar por modelos de otros fabricantes como el ya clásico Moto G, que es peor móvil, pero más barato. En cualquier caso, dentro de su rango de precios, es difícil encontrar nada mejor que este BQ Aquaris M5.

0
comentarios