Menú

Fórmula 1

La incubadora portátil más innovadora

Ingeniería de F1 al servicio de una incubadora portátil para salvar vidas.

0

Descubre una historia emocionante y conmovedora. La historia de una niña que nació muy débil, con poco peso y problemas de corazón, y cómo el talento de las personas y la innovación aplicada a la Fórmula 1 le salvó la vida.

¿Cómo empezó todo? En la clínica de maternidad de Leicester, la recién nacida vino al mundo con serios problemas y tuvo que ser traslada al hospital general de Southampton, un centro con más recursos y mejores medios para atenderla. El problema es que el trayecto tenía que ser rápido y eficiente, y el coste que suponía mover las pesadas incubadoras convencionales de un sitio a otro, hacían que la operación fuera extremadamente complicada.

Fue entonces cuando el Baby Pod, como quien se reincorpora al circuito de carreras en el mejor momento, entró en escena. Mark Lait, ex ingeniero de Fórmula 1, desarrolló esta incubadora de última generación basándose en la tecnología aplicada a los monoplazas de alta competición. De esta forma, gracias a los materiales de fibra de carbono que se emplearon para su fabricación se pudo reducir el peso de la incubadora hasta en un 90%. Además, el bebé estaba tan protegido en su interior como un piloto de Fórmula 1 dentro de su cockpit y gracias a la telemetría, se pudo monitorizar las constantes vitales de la pequeña y seguir su evolución en todo momento. Afortunadamente, el traslado se efectuó sin problemas y a tiempo, consiguiendo que la niña abandonara el hospital en tan sólo 4 semanas, para su alivio y también, para el alivio de sus padres.

Por esta historia y muchas más, Santander apoya la Fórmula 1 y sus avances tecnológicos que permiten a la sociedad mejorar cosas tan importantes como la salud de los más pequeños"

0
comentarios