Menú

No puede ver el vídeo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere verlo.

×

Análisis del teléfono móvil BQ Aquaris E5 4G

BQ ha actualizado su terminal más vendido para añadirle compatibilidad con redes 4G y una enorme batería.

La empresa española BQ ha decidido dar el salto y empezar a expandirse por Europa, y para lograrlo ha lanzado un nuevo móvil: el BQ Aquaris E5 4G. Se trata de una actualización de su móvil más popular, el de pantalla de cinco pulgadas, y que como su nombre indica trae como novedad más destacada la compatibilidad con redes 4G. ¿Pero es lo único nuevo? Vamos a verlo.

Diseño

BQ no se ha estrujado en exceso la sesera con el diseño de este móvil. Vamos, que es el mismo que el del resto de la gama Aquaris E: funcional, poco vistoso pero que tampoco da vergüenza enseñar por ahí. Sigue teniendo el polémico borde en escalón y sigue siendo voluminoso, pero ligero. Tan sólo han corregido algunos pequeños defectos de los que se quejaban los usuarios, como la incómoda bandeja de la tarjeta microSD o la posición de los botones laterales, que ahora están más cerca del centro, una posición más cómoda para acceder a ellos con una sola mano.

La verdad, dado el enfoque eminentemente práctico que BQ le otorga al diseño, cuyos jefazos han declarado que prefieren permitir el uso de dos tarjetas SIM o montar una batería mayor a hacerlo los móviles más estilizados, el principal defecto que se le puede achacar es que no permita cambiar la batería. Aunque, la verdad, yo casi ya ni recuerdo el último móvil que te dejaba hacerlo.

¿Qué sigue igual?

Si por fuera la vida sigue igual, por dentro la cosa sí cambia bastante, sobre todo teniendo en cuenta que seguimos moviéndonos en un rango de precios muy contenido y no pueden montar una pantalla FullHD y el último modelo de microprocesador de ocho núcleos. De modo que han hecho un trabajo de mejora, digamos, dentro de un orden.

Empecemos con lo que permanece. El software es una versión con muy pocos añadidos de KitKat, que permite usar algunos gestos, como pulsar dos veces la pantalla para activar el móvil, y añade algunas acciones extra en el centro de notificaciones, como una linterna. Tiene doble SIM, un giga de RAM, la resolución es de 1280 por 720 píxeles que da 294 puntos por pulgada, cámara de trece megapíxeles por detrás y de cinco para hacerte los selfis y es ampliable con tarjeta microSD.

¿Qué ha cambiado?

En cuanto a los cambios, quizá el más llamativo sea que por primera vez abandona MediaTek para irse con los reyes del mambo, Qualcomm. Este Aquaris incluye el Snapdragon 410, la versión de 64 bits del popular 400 que han incorporado tantos móviles de este segmento, empezando por el Moto G. Aunque presentan una ligerísima mejora de rendimiento, la principal novedad es que incluye soporte para 4G.

Por otro lado, pese a que la resolución sea la misma, la pantalla también ha cambiado. BQ le ha dado mucho bombo a la tecnología que incorpora, llamada Quantum Color+, que oye, hay que reconocer que suena de lo más moderno y avanzado. Lo cierto es que se ve muy bien, con un nivel de brillo muy alto que permite que se vea razonablemente bien en exteriores y que podamos usarlo con un nivel de intensidad bastante bajo en interiores para ahorrar batería. Eso sí, es recomendable quitar el control de brillo automático que, al menos en el terminal que hemos probado, hace cosas muy raras, con cambios muy bruscos sin razón aparente.

También se ha mejorado la cámara, que siendo de 13 megapíxeles incorpora un sensor Exmor de Sony, que es un añadido que está muy bien para un móvil de este precio. Aunque sigue siendo una cámara de móvil y carece además de las mejoras que incorporan las grandes marcas para sus móviles de gama alta, como el estabilizador óptico, lo cierto es que se comporta muy bien para ser un móvil tan barato. Perfecta en exteriores de día, razonable en interiores y sorprendentemente bien en fotos nocturnas.

No obstante, lo más destacable de esta renovación es la duración de la batería. Si los primeros terminales de BQ tenían grandes carencias en ese aspecto, no cabe duda de que la empresa ha escuchado las quejas de los usuarios incluyendo una batería de 2850 microamperios. Junto con la nueva pantalla esto significa que, la verdad, a no ser que te dediques a ver vídeos en el móvil de la mañana a la noche, te aguanta todo el día sin problemas. Es más, con uso moderado aguantará dos y si bajas el brillo en interiores, no tienes muchos amigos y además no hablas con ellos por teléfono puede que hasta tres.

Conclusiones

El BQ Aquaris E5 4G se vende en tres versiones. La más barata, con 8 gigas de almacenamiento, cuesta sólo 200 euros. Si queremos 16, nos iremos a los 220 euros y si además queremos 2 gigas de RAM en lugar de 1 serán 240 euros. No hemos probado esta última opción, pero realmente en un uso normal no parece necesario.

BQ sigue ofreciendo móviles de mucha calidad para el precio que cuestan. La verdad, 200 euros por un móvil 4G, con esta duración de batería, dual SIM y una cámara bastante decente es una de las mejores ofertas que te puedes encontrar. Pese a mis pegas al diseño, y a que cinco pulgadas me sigue pareciendo demasiado grande, es probable que si tuviera que renovar mi móvil ahora mismo escogiera éste.

Nos vemos en próximos análisis.

0
comentarios