Menú

¿Qué está pasando en Ucrania y cómo puede terminar?

El analista político Florentino Portero explica, en poco más de cinco minutos, la situación actual de Ucrania y su salida de la crisis.

0

Para entender lo que está pasando hay que tener en cuenta que Ucrania es un estado muy joven, nace en el periodo de entre guerra, a continuación se incorpora a la Confederación de Repúblicas Socialistas Soviéticas y cuando se descompone en los años de Gorvachov y Yeltsin el país recupera la soberanía pero ya con fronteras distintas, porque quien fuera el Secretario General del Partido Comunista de la URSS y ucraniano, Nikita Jrushchov, había remodelado las fronteras de Ucrania y le había regalado territorios al este del Dniéper indiscutiblemente rusos, entre otros, la península de Crimea, sede de la flota soviética entonces y rusa después en el Mediterráneo.

La nueva Ucrania es un país que no tiene una cohesión social, que no tiene eso que llamamos sociedad civil, está muy lejos de ello, y que tiene una población, característicamente ucraniana más volcada hacia el oeste y artísticamente rusa, más volcada hacia el este. Eso en principio no es ningún problema, la tensión aparece cuando por una parte la Unión Europea invita en el marco de su política de vecindad, a este estado como a otros que antes formaron parte o de la Unión Soviética o del Pacto de Varsovia a acercarse a la Unión Europea. La UE es un espacio de riqueza, de bienestar, de justicia y tiene a estabilizar a sus vecinos. Esa aproximación de Ucrania hacia Europa molesta profundamente al alma rusa, al nacionalismo ruso, hoy caracterizado por la personalidad del presidente Putin, que fue en el pasado un agente del KGB pero sobre todo es un zarista, un hombre que piensa en términos históricamente rusos.

Para la Rusia de hoy es fundamental entender que occidente no puede acercarse ni a la frontera sur, ni a la Europa más oriental porque eso es su zona de influencia natural. La tensión provocada por el acercamiento de la Unión Europea ha llevado a una reacción rusa forzando al gobierno actual ucraniano a sumarse a su propio proyecto de espacio de libre comercio al renunciar el gobierno ucraniano a continuar acercándose a la Unión Europea eso ha provocado un estallido social entre aquellos que miran hacia el oeste y aquellos que miran hacia el este.

Si Europa hubiera hecho esto sabiendo a qué estaba jugando podríamos decir que hay una opción B y una opción C, ¿pero qué ocurre? La política exterior de la Unión Europea se crea el tratado de Maastricht y se desarrolla a continuación y es un marco institucional no dotado de estrategia, no dotado de política, es una maquinaria que promueve unos valores que están en los tratados pero que en realidad no recoge el sentido de los estados europeos. Alemania tiene su política hacia Rusia, Francia también, al igual que el Reino Unido y son distintas. A la hora de la verdad, cuando Europa avanza hacia una dirección al mínimo problema se rompe la cohesión interna. Rusia sabe que Alemania jamás le va a poner problemas ya que históricamente Alemania ha buscado a Rusia y tiene inversiones muy fuertes en Rusia y viceversa, sacrificar Ucrania no es un problema para los alemanes, en términos de "realpolitik". Es veras que ahora todos hablamos de marco del multilateralismo etc, Alemania practica "realpolitik". Francia defiende su influencia en el Magreb sahel, y por lo tanto no quiere complicaciones en Rusia, con quien tiene que entenderse en esa zona, tiende a reconocer el área de influencia rusa sobre Ucrania. Sólo el Reino Unido es contrario porque es periférico dentro de la Unión Europea. El resultado es que la UE tensa la situación interna de Ucrania y luego deja a los ucranianos como ya vimos antes en Georgia. Rusia llegado el momento invade Georgia, separa dos territorios del país y no pasa nada. Pues estamos en lo mismo, Putin ha dicho "ya estoy harto" "este juego se ha acabado". La Unión Europea va a recular, incluso ahora está considerando sancionar al gobierno y a los opositores, lo cual supone empujar aún más a Ucrania hacia Rusia. Es sencillamente un juego bien pensado, sin darnos cuenta de los efectos que ese juego tiene en esa zona. En Ucrania no hay ni buenos ni malos, a diferencia de Venezuela que el caso parejo que estamos viendo que sí hay buenos y malos. En Ucrania hay visiones, hay culturas, hay intereses y hay una sociedad que no está cuajada, que no sabe quién es y que tiene distintas visiones de a dónde va.

0
comentarios