Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Aquaris U Plus: BQ vuelve a darnos un móvil con las tres bes

En esta ocasión, el análisis tecnológico se centra en el nuevo teléfono móvil de la marca española BQ, el Aquarius U Plus.

BQ logró un gran éxito en nuestro país por dos razones: ser una empresa española y ofrecer dispositivos de gama media y baja con una buena batería y muy buena relación calidad precio, convirtiéndose en una buena alternativa a las marcas chinas. Este Aquaris U Plus, que cuesta entre 200 y 240 euros, es un nuevo exponente de este enfoque. 

La caja es un poco peculiar, la verdad. Al margen de ser atlética es un poco complicada de abrir y tiene el móvil ahí encajado. Y bueno, además del teléfono pues tenemos los manuales que no vamos a leer y el cable micro USB. Y aquí viene el primer pero: se ve que para ahorrar costes no hay cargador de pared. Más os vale que no sea vuestro primer móvil o tendréis que gastaros un poco más en uno.

En cuanto al móvil en sí lo primero que podemos ver es que BQ ha mejorado mucho desde aquella gama E con su diseño cuadradote de plástico con aquel escalón raruno en los bordes. En general el aspecto de sus móviles está mucho más cuidado ahora y esta gama U no es una excepción. Tiene una pantalla contenida, de 5 pulgadas, acompañada por los tres botones de Android capacitivos debajo. Botones que, por cierto, tienes que saber a priori para qué sirven, porque no son más que puntos. Eso sí, como no estamos ante lo último en tecnología, ni BQ lo pretende, hay mucho espacio en el frontal que no es pantalla, así que el teléfono es más grande que algunos con pantalla de 5,2 pulgadas.

En la parte trasera tenemos el lector de huellas y la cámara situadas en una carcasa de aluminio con dos bandas de tono ligeramente distinto y de plástico arriba y abajo. Es ligero y agradable a la vista y al tacto, y si queremos ponerle pegas podríamos quejarnos de que no se le puede llamar original o rompedor. Pero francamente mejor ser algo anodino pero bonito a ser un Google Pixel, que encima cuesta más del triple. Un detalle poco habitual es que las conexiones están ambas en la parte superior, lo cual puede resultar molesto si estás acostumbrado a lo contrario y usas el móvil mientras se está cargando.

Pero vamos a las tripas. La pantalla es de 1280x720 píxeles, lo cual da unos 294 píxeles por pulgada que, la verdad, a mí me parecen perfectamente suficientes. Además, posiblemente por no montar una pantalla de mayor resolución su procesador Snapdragon 430 se muestra perfectamente capaz de  gestionar el móvil sin retardos aparentes, más allá de que los juegos complejos pueden tardar varios millones de años en cargar. El brillo llega como para ver la pantalla bajo la luz del sol, que es lo que se le pide. Y con ese tamaño y una batería de 3000 miliamperios llega incluso para dos días con uso moderado, y desde luego con margen de sobra a la hora de aguantar el día completo.

Hay que indicar que el móvil que nos han prestado es la versión cara, que cuesta 240 euros a cambio de montar 3 gigas de RAM y 32 de almacenamiento frente a los 2 de RAM y 16 de almacenamiento de la versión de 200 euros, así que no podemos decir si su excelente rendimiento se mantiene en la opción más barata. Un aparte para BQ: resulta un poco confuso que un móvil que cuenta ya con tres versiones (a saber, U Lite, U y U Plus) además disponga de distintas variantes en cada una de ellas. Pero bueno, es cierto que es costumbre de la marca y si nadie más se queja, pues será cosa mía.

La cámara cuenta con un sensor Samsung de 16 megapíxeles y apertura f/2.0, pero no estabilizador de imagen, así que si no tenemos buen pulso las fotografías por la noche se verán muy borrosas, como por otra parte es habitual en las cámaras de los móviles, pero debo reconocer que es mejor de lo que esperaba para el precio que tiene. El software de la cámara es propio de BQ y la verdad es que es muy completo, con detalles como mostrarnos una miniatura al sacarnos selfies a la que deberemos mirar si queremos aparecer mirando a cámara luego en la foto. También cuenta con un modo manual bastante cómodo de manejar, fotos panorámicos, dos modos de HDR y la posibilidad de guardar la foto en formato de negativo digital para facilitar su retoque posterior.

Lo que me lleva al apartado de software. Quienes hayan visto otros análisis míos sabrán que soy bastante fundamentalista de Android y considero que rara vez las capas de personalización que ponen los fabricantes mejoran la experiencia de usuario o el rendimiento del Android mondo y lirondo, por no decir que sigo esperando ver una que sí lo haga. Así que me satisface mucho ver que BQ prácticamente monta un Android puro, que era la versión 6 cuando lo lanzó pero que a día de hoy es la 7.1, la más reciente. Aparte de la app de la cámara y la llamada BQ Plus para su garantía extendida, lo demás es Android. Tiene, eso sí, un Launcher propio que además copia con acierto la mejor característica del que preparó Google para su Pixel: la flecha situada entre las apps fijas y las demás que, al subirla, nos muestra todas las aplicaciones instaladas con un buscador para encontrar rápidamente la que queremos. Un 10 a BQ por esto.

Como nos tienes acostumbrados, BQ nos ofrece con este Aquarius U Plus un excelente ejercicio de equilibrismo para ofrecernos una gran relación calidad precio que pone el acento justo en aquellos puntos a los que los usuarios españoles solemos dar más importancia: la batería y la cámara. Así que si estás buscando un móvil con este presupuesto, este Aquaris U Plus es uno de los candidatos que debes tener en consideración. Nos vemos en próximos análisis.

0
comentarios