Menú

Barack Obama se despide emocionado de la Casa Blanca en su último discurso

El todavía presidente de los Estados Unidos se ha despedido en un emocionado discurso diez días antes de dejar el cargo recordando a su familia, Joe Biden y al resto de los norteamericanos.

Barack Obama, presidente de los Estados Unidos: "Michelle LaVaughn Robinson, chica del sur, durante los últimos veinticinco años has sido no sólo mi esposa y madre de mis hijas, sino mi mejor amiga. Asumiste un papel que no habías pedido y lo asumiste con gracia, estilo y buen humor. Convertiste la Casa Blanca en un lugar que le pertenece a todos. Y una nueva generación fija sus mirada más alta porque te has convertido en un modelo a seguir. Me has hecho sentir orgulloso y has hecho sentir orgulloso a este país. Malia y Sasha, bajo las circunstancias más extrañas, os habéis convertido en dos mujeres jóvenes increíbles. Sois inteligentes y hermosas, pero lo más importante, sois amables, reflexivas y estáis llenas de pasión. Habéis soportado con facilidad la carga de estar en el centro de atención durante años. De todo lo que he hecho en mi vida, estoy muy orgulloso de ser vuestro papá.

A Joe Biden, el chico de Scranton que se convirtió en el hijo favorito de Delaware.Fuiste la primera decisión que tomé tras ser nominado, y la mejor. No sólo porque has sido un gran vicepresidente, sino porque me gané un hermano. Te queremos a ti y a Jill como familia, y tu amistad ha sido una de las grandes alegrías de nuestra vida.

Mis compatriotas americanos, ha sido el honor de mi vida servirles. No voy a parar; De hecho, estaré allí con vosotros, como ciudadano, durante el resto de mis días. Pero por ahora, ya sea joven o joven de corazón, tengo una última pregunta como su presidente, lo mismo que le pregunté cuando me eligió hace ocho años. Les pido que creas. No en mi capacidad para lograr el cambio, sino en la vuestra. Les pido que se aferren a esa fe escrita en nuestros documentos fundacionales. Esa idea susurrada por esclavos y abolicionistas, ese espíritu cantado por inmigrantes y colonos y aquellos que marcharon por la justicia. Esa fe reafirmada por los que plantaron banderas desde campos de batalla extranjeros hasta la superficie de la Luna. Una fe en el centro de cada estadounidense cuya historia todavía no está escrita: Sí podemos. Sí lo hicimos. Sí podemos. Gracias. Dios les bendiga. Que Dios siga bendiciendo a los Estados Unidos de América. Gracias".

0
comentarios