Televisión
Noticias y opinión en la red

MICROGATE: Espionaje político - Cinta 2

Todas las piezas del rompecabezas

La trama de escuchas destapada en Cataluña desvela que hay más informes de espionaje y destapan la guerra sucia dentro de CiU. El PP señala a Rubalcaba.

Dos años después de la comida entre Sánchez Camacho y la ex de Jordi Pujol Ferrusola en el restaurante La Camarga se supo que agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal, UDEF, citaron a María Victoria Álvarez en un hotel de Barcelona para preguntarla por su relación con el hijo de Jordi Pujol.

El 13 de diciembre del año pasado, la ex novia de Pujol se presentó en una comisaría de Madrid donde dijo que no se atrevía a declarar con la Policía en Cataluña por miedo. Además, cuenta que pidió ser testigo protegido y se lo negaron.

El 17 de enero de este año declara ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Menos de un mes después su declaración, grabada, se filtra a la prensa. Concretamente al Periódico de Cataluña.

Nuevos datos aparecidos en la prensa revelan que este caso puede ser tan sólo la punta del iceberg ya que otros muchos políticos catalanes podrían haber sido espiados con el mismo método.

La policía sospecha que el micrófono que captó esa conversación pudo haber estado activado casi un mes por lo que podría haber captado conversaciones de otros políticos sobre todo del PP catalán, que acudían frecuentemente a La Camarga. Entre ellos el actual ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Diferentes diarios revelan que la detective autora de las escuchas es Elisenda Villena, ésta lo niega todo. Sin embargo admite haber trabajado para el Partido Socialista de Cataluña aunque no sea para este asunto. Además, sabemos que Elisenda Villena es la hermana de la asesora legal de los socialistas catalanes, Ana Villena.

En clave política, desde el Partido Popular insinúan que Alfredo Pérez Rubalcaba podría estar detrás del espionaje al PP y éste se limita a decir que le repugna el espionaje político.

En Cataluña, las informaciones destapan la guerra sucia en el seno de Convergencia y Unión por hacerse con el relevo de Jordi Pujol y desvelan la lucha por el poder de Artur Mas con Durán i Lleida y Felip Puig.

Se habla de unos mil informes que podrían estar a la venta por 6.000 euros sobre jueces, fiscales, empresarios y políticos. Entre ellos, Montilla, Carod Rovira o Felip Puig. Según cuenta el Periódico de Cataluña, Convergencia Democrática investigó al miembro de su propio partido en 2009 aunque éste no da crédito a la información.

Tampoco se creen que haya un proceso de espionaje a gran escala desde la Generalidad de Cataluña y señalan que el escándalo de las escuchas es un ataque contra el proceso de soberanía.

Ante el escándalo generado, el jefe de Método 3 declaró por sorpresa ante la policía que destruyó todos los archivos y culpó a los ex empleados. Desde el Ministerio del Interior se ha otorgado máxima "prioridad" al espionaje y se dice que la policía trata de llegar a un acuerdo para hacerse con los dosieres de la agencia de detectives.

Juanjo Alonso

Compartir: Menéame Tuenti

Lo más popular

Código para insertar este vídeo en su web