Televisión
Noticias y opinión en la red

MICROGATE: Espionaje político - Cinta 1

Todas las piezas del rompecabezas

El Microgate, el caso de espionaje político destapado en Cataluña, revela una trama de escuchas que afecta a políticos, jueces y empresarios catalanes.

Todo comienza con María Victoria Álvarez, la novia de Jordi Pujol Ferrusola del año 2006 al 2008. Un tiempo más que suficiente para, según ella, descubrir que cuando iba con su novio a Andorra era para trasladar supuestamente fajos con billetes de 500 euros de dudosa procedencia. Se enteró de esto al escuchar una conversación de éste con su ex mujer en la que decían que habían sacado más de 400.000 euros de intereses
 
Tal y como cuenta El Periódico de Cataluña, María Victoria es amiga de Jorge Moragas, jefe de gabinete del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Fueron compañeros de estudios y habría sido Moragas el que la animó para que hablara con la presidenta del Partido Popular de Cataluña. Alicia Sánchez Camacho la citó en la sede del PP y, después de escuchar su desgarrador relato, volvió a quedar con ella. Esta vez en el restaurante La Camarga.
 
El restaurante es propiedad de un amigo de Elisenda Villena, una detective de la agencia Método 3. El diario El Mundo, por su parte, cuenta que esta detective mantiene, a su vez, una estrecha relación con el diputado del Partido Socialista de Cataluña, José Zaragoza.
 
El 7 de julio de 2010, Alicia Sánchez Camacho y María Victoria Álvarez charlan en el restaurante La Camarga durante varias horas. La conversación la graba perfectamente un micrófono colocado en un centro de flores. La ex de Pujol Ferrusola dice que se hablaron de muchas cosas y que era una grabación ilegal por lo que tanto ella como Sánchez Camacho lo iban a denunciar.
 
El socialista José Zaragoza reconoce que contrató varios trabajos al Grupo Método 3 pero niega que contratara el espionaje a la ex pareja del hijo de Pujol.
 
La presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, anuncia que presenta una denuncia para que se investiguen los hechos y una demanda por vulneración del derecho al honor y a la intimidad. Una vez conocidos estos hechos, se desata el escándalo.

Juanjo Alonso
 

Compartir: Menéame Tuenti

Lo más popular

Código para insertar este vídeo en su web